Pronóstico de Krugman: "Estallará pronto una burbuja inmobiliaria"

Economía

Campos do Jordado, Brasil (Reuters) - Los elevados precios de los inmuebles en Estados Unidos crearon una burbuja inmobiliaria que probablemente estallará a comienzos del año próximo, dijo el economista de la Universidad de Princeton Paul Krugman. «Les daré un pronóstico que podría muy bien ser incorrecto, pero creo que estallará en la primavera (en el Hemisferio Norte) del año que viene», dijo Krugman en una conferencia. «Estaría sorprendido si no explotara en los próximos tres años», agregó.

El economista participó ayer de la apertura del Segundo Congreso Internacional de Derivados y Mercados Financieros, que se realizó en esta ciudad, en el interior del estado de San Pablo. En otro orden de cosas, Krugman señaló que en el pasado Brasil sufrió una aceleración de la inflación, por lo cual el riesgo inflacionario «no es imaginario. Pero creo que el foco debe ser colocado ahora en una mayor expansión económica».

En su opinión, es «extraño» que un país en desarrollo como Brasil mantenga tasas de inversión por encima de 10% cuando lo normal sería entre 8 y 9%. Estas fueron sus principales afirmaciones:

• Los precios exacerbados de las viviendas en EE.UU. están apoyados por fuertes y algo extraños ingresos de capital de los países de mercados emergentes, como China, que han acumulado enormes participaciones en la deuda del Tesoro de Estados Unidos, lo que provocó la caída de las tasas. Los estadounidenses pagan sus casas con dinero que piden prestado a China.

• Una esperada caída en las inversiones inmobiliarias sería parte de un proceso de ajuste económico que podría incluir el debilitamiento del dólar, mayores exportaciones de Estados Unidos y la reducción de los déficit de la cuenta corriente de la economía más grande del mundo.

• No quiero juzgar la situación política brasileña, pero creo que las políticas fiscal y monetaria no van a cambiar.
El mayor efecto de la actual crisis política que enfrenta el presidente Lula da Silva es dificultar la capacidad del gobierno de implementar reformas. No creo que haya un riesgo político en este momento. Puede haber preocupación de riesgos políticos con las reformas, pero nada más.

• La economía brasileña tiene considerables buenas noticias, entre ellas las políticas fiscal y monetaria. Los mercados financieros oscilan de forma diferente que en el pasado.

• La mayor preocupación hoy es la pérdida de fe en términos de estrategia de desarrollo. Sigo esperando el despegue de Brasil, y parece que siempre es algo del futuro. La economía brasileña ha tenido un crecimiento bueno, pero no espectacular. El crecimiento no necesita ser restringido para evitar la inflación.
La tasa de interés actual es altísima, es difícil entender por qué eso es necesario.

Dejá tu comentario