14 de agosto 2002 - 00:00

Récord de oferta en Letras que ahora atraen al público

Récord de oferta en Letras que ahora atraen al público
Los pequeños y medianos inversores minoristas muestran cada vez más interés por las Letras del Banco Central (Lebac), atraídos por la elevada tasa de interés y la estabilidad del dólar. En junio, el monto suscripto por personas físicas apenas superaba el millón de pesos, pero ahora la cifra fue creciendo y ayer saltó a casi $ 30 millones (ver gráfico).

El BCRA consiguió colocar crecientes cantidades de Lebac en las últimas semanas, pasando a montos que superaron los $ 400 millones.

El stock actual de Lebac asciende a los $ 1.281,9 millones para las nominadas en moneda local y otros $ 699 por la colocación de las nominadas en dólares. Esto quiere decir que el BCRA ya absorbió prácticamente $ 2.000 millones a través de la colocación de títulos. Se trata de fondos frescos que -probablemente-hubieran tenido al dólar como destino si no se habilitaba esta opción.

• Monto mínimo

El público que ingresa en las licitaciones del Lebac lo hace a través del tramo no competitivo. Quiere decir que no puede ofertar una tasa de interés, sino que debe tomar la que se termine fijando en el tramo competitivo, donde participan los principales bancos del mercado.

El monto mínimo de inversión para los individuos es de $ 1.000 y debe ser dinero fuera del «corralito», sin que exista un límite máximo. La compra se puede realizar a través de cualquier sociedad de Bolsa y la operación está exenta del pago del impuesto al cheque (1,2%). El plazo de los bonos es muy corto, 14 días, aunque mañana se ofrecerán también a 28 días.

En el tramo no competitivo también participan las empresas, pero con montos que superan aproximadamente entre tres o cuatro veces lo demandado por los individuos.

Si bien la tasa de los Lebac vino descendiendo en las últimas semanas, debido al incremento de la demanda, continúa presentando un rendimiento atractivo, que supera ampliamente la inflación. De un nivel de 129% anual pagado a mediados de junio, ahora la tasa bajó hasta 75,10% anual.

Pese a esto, el rendimiento de los Lebac supera ampliamente lo que pagan los bancos por plazos fijos (entre 50 y 60% anual para depósitos chicos o medianos). También es muy superior a lo que puede conseguirse por colocaciones en la Bolsa. Por ejemplo, las cauciones bursátiles están dejando menos de 40% anual, mientras que el índice dólar futuro tiene una tasa implícita que también oscila alrededor de 40% anual.

• Liquidez

¿Por qué el Central paga más que los bancos o que la Bolsa para captar pesos? En el caso de las entidades financieras, la escasa aplicación que le pueden dar a los fondos nuevos que reciben (porque no hay nuevo crédito) provoca que no muestren gran interés por captar nuevos ahorristas. Además, como en las últimas tres semanas se tranquilizó la salida de fondos por amparos, muchas entidades presentan una situación más cómoda de liquidez.

En el caso de las cauciones, los inversores perciben desde principios de año como menos riesgosa la operatoria bursátil que poner plata en el Estado, tras el default de diciembre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar