25 de marzo 2008 - 00:00

Resiste oposición a Tabaré Vázquez las adopciones gays

Tabaré Vázquez
Tabaré Vázquez
Montevideo (EFE) - La Iglesia y la oposición política del Uruguay expresaron ayer su fuerte rechazo a la iniciativa del gobernante Frente Amplio de legalizar las adopciones por parte de parejas homosexuales.

El senador y líder del Partido Nacional (Blanco, el mayor de la oposición), Jorge Larrañaga, señaló al diario «Ultimas Noticias» que su agrupación tiene «una aproximación negativa» a esa posibilidad.

El también senador blanco Francisco Gallinal afirmó que es «contrario al proyecto», porque «no va de la mano con la definición de familia que recoge la Constitución, ni va de la mano de las costumbres».

Asimismo, se pronunció contra la citada ley el senador Luis Alberto Heber, quien dijo que se trata de «una cuestión de valores» y que una normativa así no sería buena para la sociedad, para la cual «lo mejor es la familia constituida», añadió.

  • Problemas

    «El Estado uruguayo hace problemas a las parejas heterosexuales para poder adoptar y ahora va a dar facilidades de adopción a los homosexuales», expuso Heber.

    El presidente del Instituto del Niño y el Adolescente (INAU), Víctor Giorgi, había indicado la semana pasada que la norma que promueve el gobierno frenteamplista «habilita la posibilidad de que los adoptantes no sean necesariamente casados». Afirmó que, en concreto, habilitaría que puedan adoptar «personas solas o concubinatos estables, incluso parejas homosexuales».

    El proyecto apuesta por modificar el Código de la Niñez y la Adolescencia para permitir las adopciones por parte de personas con cuatro años de convivencia, mientras el código actual exige cuatro de vida en común dentro del matrimonio.

    Sin embargo, este borrador de ley no es una novedad, pues había sido adelantado en 2006, aunque con la idea de aprobarlo este año.

    Uruguay se convirtió en diciembre último en el primer país de América latina en legalizar las uniones civiles de parejas homosexuales, tras la promulgación por parte del presidente, Tabaré Vázquez, de una ley que consagra las uniones sin especificación de sexo.

    En tanto, la Iglesia local expresó su oposición al proyecto «desde la perspectiva de la razón y de la fe católica», como lo señaló el arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno.

    «El último día dijo Dios: 'Hagamos al hombre a imagen y semejanza'. Y lo creó a su imagen, macho y hembra. Está todo dicho», aseveró Cotugno en declaraciones a la prensa.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar