29 de marzo 2022 - 00:00

Sandleris no apoya una dolarización: “Nuestro talón de Aquiles no es monetario”

El último presidente del Banco Central de Mauricio Macri aseguró que un cambio de régimen monetario no resuelve el “verdadero” problema del país, que es el déficit fiscal.

SANDLERIS.jpg

En la última semana, una sola palabra acaparó gran parte de la discusión económica en el país: dolarización. Es que algunos economistas de la oposición trajeron esta opción al debate porque aseguran que, para resolver el grave problema de inflación que arrastra desde hace años la economía argentina, prescindir de la moneda nacional elimina el factor monetario en la ecuación de la evolución de los precios. En medio de ese debate, Guido Sandleris, último presidente del Banco Central de Mauricio Macri, aseguró que una dolarización no resuelve el verdadero motivo que causa la inflación, que es el déficit fiscal.

“No creo que por la dolarización pase la solución porque no creo que el talón de Aquiles macroeconómico de la Argentina sea monetario”, fue la primera frase con la que Sandleris respondió a una pregunta en una charla en la Universidad Torcuato Di Tella el viernes pasado, en la que detalló su visión sobre las perspectivas macroeconómicas para 2022. Según Sandleris, “el problema no es que las metas de inflación o que los agregados monetarios son un mal sistema, sino que la Argentina tiene un problema fiscal serio”. “Cuando a ese déficit fiscal lo financia directamente el Tesoro con endeudamiento, termina en una crisis de deuda; y cuando lo financia el Banco Central, termina en una crisis de inflación”, aseguró.

“Esa idea de que porque uno pone un régimen monetario más duro resuelve el otro problema automáticamente es equivocada. Resolvamos el problema fiscal y trabajemos con un esquema cambiario y monetario más flexible y que permite absorber los shocks mejor”, explicó el expresidente del Banco Central.

Sentado a su izquierda, el economista y también exfuncionario Eduardo Levy Yeyati, coincidió. “Si fuera un proyecto serio, ¿cuál sería el tipo de cambio?”, se preguntó. Además, aseguró que es “inimplementable” porque el país no cuenta con las reservas suficientes para conformar un “fondo de estabilización” que requieren las dolarizaciones. Y, en tercer lugar, remarcó que, si el país hubiera estado dolarizado durante la pandemia, no podría haber conseguido financiamiento, lo que le habría quitado la posibilidad de implementar las políticas de estímulo necesarias para hacerle frente al covid-19.

En el edificio del Banco Central coinciden. Incluso el actual presidente del BCRA, Miguel Pesce, aseguró en una entrevista en C5N la semana pasada que “de ninguna manera” está en análisis siquiera la opción.

Además de su visión sobre la efectividad de la dolarización como forma de contener el aumento generalizado de los precios, Sandleris hizo referencia al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que ese mismo día había sido aprobado por el directorio ejecutivo del organismo. “El acuerdo con el FMI tiene tres elementos clave: evita el default y el escenario de caos financiero; suma u$s10.000 millones a las reservas; y no resuelve los problemas de la economía, sino que los patea al próximo Gobierno”.

Sandleris vaticinó que será muy difícil para el Gobierno cumplir con las metas fiscales acordadas y vaticinó que el Gobierno pedirá “waivers” al FMI. Además, calificó de “ridícula” la reducción inflacionaria proyectada. “No va a bajar la inflación, la caída es ridícula”, aseguró y detalló: “El año pasado hubo 51% de inflación con las tarifas casi congeladas, el tipo de cambio atrasándose, y no hubo una guerra. Con suerte este año terminamos en niveles cercanos a 60% o más arriba”, vaticinó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar