Satisfacción oficial por venta de YPF al Grupo Petersen

Economía

El ingreso de capitales argentinos a la empresa YPF fue bien visto por el Gobierno debido a que la firma constituye no solo una marca sino un "emblema" para el país, indicó ayer el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, luego de que el viernes el grupo Petersen anunció que comprará un porcentaje de las acciones.

Fernández dijo hoy que "tendríamos que estar contentos de que capitales argentinos estén recuperando parte de la empresa que lamentablemente nos ha traído tantos dolores de cabeza en su privatización", en relación al acuerdo de compra del 14,9 % de YPF por parte del grupo argentino Petersen.

El jefe de ministros se quejó de las críticas de la oposición al sostener, en declaraciones radiales, que "se ensucia a un grupo empresario que no ha nacido con (Néstor) Kirchner, que se ha desarrollado durante años, gente honorable con prestigio empresario indudable".

El Grupo Petersen, que lidera Enrique Eskenazi, acordó el viernes con la petrolera Repsol la adquisición del 14,9 % de YPF, por 2.235 millones de dólares, con la opción de ampliar la operación hasta el 25 % del capital accionario, en lo que representa el mayor emprendimiento encarado por un grupo argentino en los últimos años.

En tanto, Fernández destacó ayer que la decisión que tomó Repsol es "sabia" porque su nombre no solo constituye una "marca", sino que "es un nombre muy emblemático para la Argentina".

"Que España advierta que los argentinos queremos tener que ver, de algún modo, en el desarrollo de las reservas energéticas, me parece muy saludable", esgrimió el jefe de Gabinete.

Alberto Fernández aclaró que no fue "solamente de la venta del 14 por ciento, sino que un 20 o 25 por ciento más iría a la Bolsa y allí podrían ingresar las provincias y todos los argentinos, y eso es muy sano".

"Claro, la oposición no entiende nada de esto, no lo ve y piensa que al gobierno español y a una empresa de la magnitud de Repsol uno le puede poner un socio. Es la formidable capacidad que permanentemente caracteriza a la oposición. No se puede hablar con tanta impudicia", insistió.

E interpretó que las críticas a la operación están vinculadas a la "incapacidad de generar propuestas y alternativas".

El principio de acuerdo, conocido el viernes tiene carácter vinculante, y fue rubricado en Madrid por Eskenazi y el titular de Repsol YPF, Antonio Brufau, y valora a la petrolera en 15.000 millones de dólares.

La fórmula en la que se ha estructurado el acuerdo tiene como objetivo agilizar la operación de compra-venta, y permite la entrada inmediata en el capital de YPF del Grupo Petersen.

Si bien no se precisó el monto depositado para concretar la operación -estimada en 300 millones de dólares-, el Grupo Petersen cuenta con el apoyo financiero del Credit Suisse, BNP Paribas, Goldman Sachs y Banco Itaú.

Adicionalmente, Respol instrumentará un préstamo vendedor (vendor's loan) por un importe de 1.015 millones de dólares.

Dejá tu comentario