Siguen diferencias por paquete antievasión

Economía

Roberto Lavagna apareció de improviso ayer en el despacho de Eduardo Camaño en la presidencia de Diputados. El ministro, que había convocado a los diputados a su despacho y luego prefirió ir personalmente al Congreso, discutió con las cabezas de los bloques la agenda de temas económicos pendientes e intentó destrabar algunas cuestiones hoy en el freezer, como el paquete de leyes antievasión. Si bien Lavagna se llevó la promesa de dos sesiones para tratar todos los temas económicos, financieros e impositivos pedidos por el gobierno, continúan las diferencias en torno de dos de los proyectos destinados a combatir la evasión. El ministro no tiene garantizada la aprobación de la figura de asociación ilícita en la evasión -que sigue con fuertes reticencias incluso en el PJ- y debió escuchar ayer una propuesta del radicalismo -hoy necesario en el recinto para aprobar las leyes- totalmente distinta en relación con los cambios en el monotributo.

Al encuentro también fue llamado el radical Horacio Pernasetti, para consensuar la posición del bloque UCR, que ayer se manifestó a favor de los proyectos antievasión, pero con reservas, y más tarde llegaron los peronistas Jorge Obeid y Carlos Snopek.

• Sin apuro

El ministro, que siguió con su clásica postura de gestionar los proyectos ante el Congreso pero sin exigir apuro en el tratamiento, explicó la necesidad de contar con alguna de las leyes para ir acompañando la negociación con el FMI. Le confirmó Lavagna a los diputados, tal como adelantó ayer Ambito Financiero, que Economía había decidido desdoblar el proyecto de compensación a bancos, lo que termina siendo una concesión al propio bloque PJ de Diputados, que por otra parte no apareció muy dispuesto en los últimos tiempos a votar a libro cerrado los proyectos pedidos por Néstor Kirchner.

Como primer acuerdo con los legisladores Lavagna consiguió la promesa de una sesión para el próximo miércoles 13 donde se debatirá la modificación a la ley de entidades financieras y la carta orgánica del Banco Central y el que modifica el Impuesto a las Ganancias en lo relativo a precios de transferencia de empresas que comercian con otras vinculadas en el exterior. Este proyecto es el más avanzado dentro del paquete antievasión.

El resto de las medidas dedicadas a controlar la evasión tiene un futuro más incierto. Si bien ayer los diputados se comprometieron a armar otra sesión el miércoles 20 para aprobar los cambios en la ley de procedimiento tributario, el IVA, régimen de monotributo y la compensación a bancos, hay puntos de ese paquete que están en dudas.

• Versión light

Ya es casi seguro que la AFIP no contará con la figura de asociación ilícita para perseguir la evasión impositiva y si el Congreso lo sanciona será una versión light. No hubo avance con este tema -ahora está en la Comisión de Legislación Penal- y casi todos los bloques se oponen a la idea.

También hay resistencias en la redacción de los cambios al monotributo -hay quienes sostienen que se aprobará un dictamen como pide Economía pero sólo para mostrar al FMI- e incluso los radicales quieren un proyecto totalmente distinto del presentado.

Además, los diputados no han terminado todavía el análisis de la cuantiosa información legal sobre los cambios en el procedimiento tributario.

Dejá tu comentario