Sólo la AFIP, ANSeS, Lotería y Fiduciarios compran deuda pública

Economía

El gobierno exprimió al máximo el mecanismo de búsqueda de financiamiento utilizando la liquidez de diferentes organismos del sector público. La emisión de Letras sumó este año un total de $ 4.856 millones.

Se convirtió así en una herramienta cada vez más importante para cubrir vencimientos ante imposibilidad del país de obtener crédito en mercados. El Ministerio de Economía comenzó a publicar la evolución de las denominadas «Letras intrasector público», ya que hasta ahora las distintas emisiones no estaban consolidadas, al menos en lo que respecta a su divulgación.

En total se trata de ocho letras emitidas a cuatro organismos oficiales: ANSeS, AFIP, Lotería Nacional (lo sumaron recientemente a este sistema con una colocación de $ 120 millones) y el Fondo Fiduciario de Reestructuración Empresaria (ver cuadro).

Las emisiones tienen características similares: son de corto plazo, entre 90 y 120 días, con la excepción de las Letras colocadas al Fondo Fiduciario, a un año. Las tasas de interés se ubican bien por debajo de los valores de mercado, oscilando entre 6,85% y 7,90% anual. Para tres meses o más, la tasa de mercados es prácticamente el doble y supera 15% anual.

Esta suma de casi $ 5.000 millones que obtiene la Tesorería no es otra cosa que apropiarse del superávit que obtienen distintos organismos. Lo que por un lado es un signo de debilidad por la necesidad de recurrir a estos fondos para hacer frente a los vencimientos de deuda, por lo menos asegura que la renovación en 2008 no presentará, obviamente, mayores dificultades. Y es probable que el monto continúe en aumento, ante la necesidad de «vivir con lo nuestro» por la imposibilidad de recurrir al financiamiento voluntario en los mercados.

A estas ocho Letras intrasector público se sumaron tres emisiones en dólares a Venezuela, otra alternativa que encontró el gobierno para eludir el poco interés de los inversores por participar en colocaciones oficiales. Fueron tres BODEN 2015, por un monto nominal total de u$s 1.988 millones.

Las emisiones de títulos a Hugo Chávez se efectuaron bajo el mecanismo de colocación directa. La tasa de interés fue creciente: la primera operación se hizo en febrero a un rendimiento de apenas 8,02%. Pero luego el costo aumentó sustancialmente: en agosto el rendimiento subió hasta 10,69% (fue la transacción más cara del año) y luego en noviembre se pagó 10,43%.

Estos son otros datos que surgen de las emisiones de deuda efectuadas por el gobierno a lo largo de 2007:

Las emisiones en dólares sumaron u$s 5.603 millones. Hubo 9 transacciones. Tres de ellas fueron con Venezuela. Y una consistió en un bono Discount colocado a la ANSeS, por el equivalente a u$s 542 millones (fue a cambio del rescate de títulos Cuasi Par por un monto similar). Las cinco restantes se hicieron en el mercado local y sólo una fue en el segundo semestre (BONAR X el 14 de noviembre).

Se emitió sólo un bono en pesos a tasa fija, pero a las pocas semanas la turbulencia generada por la crisis de las hipotecas de baja calidad en los Estados Unidos borró cualquier posibilidad de repetir la transacción. Fue el BONAR Arg. $ V, por $ 1.500 millones. La tasa llegó a 11,70% en moneda local para un plazo de 5 años (hoy rinde más de 18% anual).

Dejá tu comentario