Subió todo, ¿por Cristina?

Economía

Los títulos públicos argentinos subieron ayer casi 2%. Las acciones treparon 0,4% y el dólar operó en baja. ¿Efecto Cristina? No precisamente, dado que hubo un alza generalizada en todos los mercados del mundo. Fue un contagio de lo que sucedió en el resto de los emergentes ante la seguridad de que mañana Ben Bernanke bajará una vez más la tasa en Estados Unidos. Hay una sensación de Wall Street de que se controlará la crisis inmobiliaria, y, si hiciera falta, volverán a bajar las tasas en diciembre. En este contexto, el euro marcó un nuevo récord con el dólar y lo mismo sucedió con el petróleo.

Nueva York (EFE) - La Bolsa de Nueva York cerró ayer al alza, con la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) recorte de nuevo las tasas de interés mañana; en una jornada en la que el precio del barril de petróleo de Texas volvió a batir un récord al cerrar a 93,53 dólares. También impactó favorablemente el incremento de los precios de las materias primas que impulsará las ganancias de las compañías productoras de metales y energía.

El índice Dow Jones subió 0,46% hasta alcanzar los 13.870,26 puntos, mientras que el indicador del mercado tecnológico NASDAQ ganó 0,47% hasta los 2.817,44 y el índice S&P 500, que mide el rendimiento de las 500 principales empresas estadounidenses, subió 0,37% hasta los 1.540,98.

  • Confianza

    Los inversores confían en que Ben Bernanke, titular de la Reserva Federal, que se reunirá hoy y mañana, recorte al menos un cuarto de punto los tipos de interés desde 4,75% actual hasta 4,50%.

    Wall Street espera que el recorte de tasas sirva para frenar el efecto negativo que la crisis crediticia e hipotecaria puede tener en el crecimiento de la economía estadounidense.

    La sesión de ayer estuvo marcada por la noticia de la inminente salida de Stan O'Neil, consejero delegado del banco de inversión Merrill Lynch, cuyas acciones subieron 1,82%.

    Los inversores estuvieron más atentos a la tendencia alcista del precio del barril de petróleo de Texas en el mercado neoyorquino, que finalmente subió 1,8% y cerró a un precio récord de 93,53 dólares. Esta nueva alza del petróleo se produce después de que la compañía mexicana PEMEX anunciara un recorte de producción por mal tiempo y mientras persiste la tensión en la frontera entre Turquía e Irak, y el dólar sigue débil.

    La escala alcista en el precio del crudo contribuía a que se revalorizasen las acciones de las compañías petroleras y entre ellas las de ExxonMobil, que subieron 1,66%. Los títulos de la petrolera ChevronTexaco, la segunda mayor en EE.UU., avanzaron 1,53%, mientras los de ConocoPhillips ganaron 1,39%.

    En el mercado secundario de la deuda, las obligaciones a diez años subieron y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido inverso, de 4,37% frente a 4,40% del cierre del viernes.

  • Inyección

    Por su parte, la Fed inyectó u$s 8.750 millones al sistema monetario del país a través de su banco regional de Nueva York, encargado de realizar este tipo de operaciones.

    En Europa, las acciones subieron y sumaron su tercer cierre consecutivo en alza, ayudadas por los títulos de las empresas de materiasprimas, que avanzaron por los altos precios del crudo y las noticias de fusiones y adquisiciones en el sector minero. Los inversionistas también apostaban a una nueva baja de tasas de interés en Estados Unidos para esta semana.

    El índice de acciones líderes FTSEurofirst 300 cerró con un alza de 0,72% a 1.588,31 puntos, con lo que suma un avance cercano a 7% en lo que va del año.

    «Es seguro decir que en los próximos 3 a 4 meses, las acciones se consolidarán hasta que sepamos si tendremos una recesión o un aterrizaje suave en Estados Unidos», dijo Andrew Bell, estratega para Europa de Rensburg Sheppards Investment Management.
  • Dejá tu comentario