La ampliación del swap con China habilitará pagos de importaciones y deuda

Economía

El Gobierno busca cubrir con yuanes la mitan del déficit comercial con el gigante asiático. También apuntan a cubrir vencimientos del financiamiento para obras de infraestructura a gran escala.

El presidente Alberto Fernández confirmó un acuerdo con China para la ampliación del swap de monedas. Según pudo saber Ámbito, a los u$s20.500 millones actuales se sumarán unos u$s3.000 millones extra. El nuevo swap con China habilitará pagos de importaciones y deuda. Es que, más allá del volumen, lo fundamental es que también se extenderán los usos de esta herramienta. De acuerdo a lo que expresaron fuentes oficiales, se habilitará la cancelación de compras realizadas al país asiático a través de yuanes y también se podrán cubrir los vencimientos de los créditos de infraestructura para las inversiones que el gigante asiático promueve en el país.

“He recibido la confirmación del gobierno chino de que han accedido a nuestro pedido de ampliación y uso del swap en función de lo expresado en la declaración conjunta que firmamos en mi visita oficial”, señaló el mandatario durante el inicio de las sesiones ordinarias en el Congreso. El próximo paso es que el Banco Popular de China lo habilite y se firmen los contratos. “Recién ahí estará la disponibilidad”, explicaron desde el Banco Central de la República Argentina a este medio.

Cómo anticipó Ámbito semanas atrás, el canje de monedas se incrementará por el equivalente en yuanes a u$s3.000 millones, lo que lleva el intercambio a u$s23.500 millones en total. Pero en este caso, la ampliación de los usos será más relevante que los montos. El Gobierno apunta a que parte de esos fondos puedan utilizarse para el pago de importaciones y de los créditos de infraestructura, como el que podría adquirir Argentina si avanza el proyecto de la cuarta central nuclear, Atucha III, o como los vigentes para las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

“Tenemos un importante déficit industrial con China y este podría ser un buen instrumento para financiarlo, mientras incrementamos las exportaciones”, explicaron desde la entidad monetaria. Según un informe de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), en base a datos oficiales, el déficit comercial bilateral con el gigante asiático alcanzó los u$s7.365 millones el año pasado. La intención es que parte de ese déficit pueda cubrirse con yuanes y evitar así la salida de una mayor cantidad de dólares del Banco Central. En concreto, la expectativa oficial es cubrir un 50% de ese rojo con la divisa china.

En rigor, el mecanismo para pagar importaciones con yuanes actualmente es legal. Algunas transacciones, como la compra de las vacunas de Sinopharm, se hicieron en esa moneda. Pero en la práctica la operatoria es compleja. Es por eso que se busca agilizar ese trámite. “La idea es simplificar la parte administrativa para que los privados puedan usarlo. Apuntamos a que la operatoria se haga a través del banco ICBC”, explicaron desde la entidad monetaria argentina.

Los fondos del swap no forman parte de las reservas netas, por lo que en lo inmediato no habría un efecto sobre ese punto. Pero la expectativa es que, al reducir la salida de dólares vía intercambio comercial, se liberen esas divisas para engrosar las arcas del BCRA. “Pronto tendremos la autorización técnica correspondiente. Con ello también fortaleceremos la estabilidad cambiaria”, dijo Alberto Fernández este martes en el Congreso.

La última renovación del intercambio de monedas se realizó en agosto de 2020 y marcó una extensión por un plazo de tres años. En aquel momento, se acordó otro punto que toma relevancia en este contexto, el swap no depende ni dependerá de la situación que Argentina atraviese con el Fondo Monetario Internacional.

Temas

Dejá tu comentario