Temor en EE.UU.: no llega reactivación

Economía

NuevaYork - La actividad del sector manufacturero de Estados Unidos creció en agosto, pero a un ritmo mucho menor que el esperado, según mostró ayer un informe que desató temores de que la ya débil recuperación económica de Estados Unidos pueda estancarse en los próximos meses.

El dato provocó profundas caídas en Wall Street
, y el promedio industrial Dow Jones perdió 4,11.

El Instituto de Gerencia de Abastecimiento de Estados Unidos ( ISM por sus siglas en inglés) dijo que su índice de actividad manufacturera se mantuvo en agosto en 50,5 unidades frente a una lectura igual en julio.

Una medición por encima de 50 unidades sugiere una expansión del sector manufacturero
, mientras que una por debajo de ese nivel implica desaceleración en un sector que representa aproximadamente una sexta parte de la producción de bienes y servicios de la economía estadounidense.

Con agosto, el índice ISM ha mostrado siete meses consecutivos de crecimiento, pero su medición para el mes pasado estuvo muy por debajo de las expectativas del mercado, que eran de 51,6 puntos. En lo que el ISM dijo es una señal de preocupación para la industria manufacturera durante el resto del año, el índice de nuevos pedidos cayó en agosto a 49,7 puntos, después de haber descendido más de 10 puntos en julio, a 50,4.

La medición de nuevos pedidos, una fuente crucial para el crecimiento futuro, bajó en agosto por primera vez desde noviembre.

Sólo 8 de 20 industrias presentaron crecimiento en sus nuevos pedidos en agosto, dijo el
ISM.

«Los datos del ISM no hacen feliz a nadie respecto de la economía»
, dijo Cary Leahey, economista senior para Estados Unidos de Deutsche Bank Securities.

El indicador del ISM provocó fuertes bajas en el mercado de acciones, pero alzas en el precio de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, considerados un refugio seguro para los inversores.

Después de aumentar su producción para reabastecer sus agotados inventarios, las fábricas han reducido gradualmente su actividad y
se han mostrado reacias a contratar nuevos trabajadores, debido al incierto panorama para la demanda. Norbert Ore, quien preside la comisión de investigación del ISM, dijo a los periodistas participantes en una conferencia telefónica que el sondeo de agosto no representa en sí mismo un augurio de una inminente contracción del sector manufacturero.

Sin embargo, señaló que otro mes que muestre que los nuevos pedidos se encuentran próximos a un nivel de estancamiento, presagiaría debilidad para el segundo semestre de 2002.

• Recesión

La economía de Estados Unidos vivió una recesión el año pasado, de la que se ha ido recuperando, aunque débilmente, durante este año.

Los despidos continuaron en agosto en las fábricas norteamericanas, con lo que prosiguió una tendencia surgida desde mediados de 2000. Esto, a pesar de que el índice del empleo del
ISM subió a 45,8 unidades en agosto, desde 45 en julio.

Sin embargo, en una señal de que la reciente alza en los precios podría estar perdiendo fuerza,
el índice de precios pagados cayó fuertemente en agosto, a 61,5 unidades, desde 68,3 un mes antes.

Los datos desalentadores del sector manufacturero reanimaron las especulaciones de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que preside Alan Greenspan podría recortar las tasas de interés más tarde este año para evitar que la economía recaiga en una recesión.

Pero las autoridades de la Fed han indicado que no están muy inclinadas a aliviar más la política monetaria, al decir que 1,75 por ciento anual en que se encuentra la tasa clave de interés, el más bajo nivel en cuatro décadas, debería ser suficiente para restaurar el crecimiento económico.

Sin embargo, el índice
ISM aún sugiere un crecimiento económico de entre 2,5 y 3 por ciento, dijo el economista Ian Shepherdson, de la firma High Frequency Economics.

El ISM, cuya sede está en Tempe, estado de Arizona, basa su índice manufacturero en datos proporcionados mensualmente por ejecutivos de compras de más de 350 compañías industriales y refleja cambios en el mes actual, en comparación con el mes previo.

Dejá tu comentario