Verano difícil: vence deuda del Central por $ 15.000 M

Economía

Debido a las renovaciones a muy corto plazo que llevó adelante en los próximos meses, el Banco Central tiene por delante un desafiante panorama para el primer trimestre de 2008: debe hace frente a vencimientos de LEBAC y NOBAC por $ 14.700 millones, aunque la cifra superará tranquilamente los $ 15.000 millones cuando se lleven adelante las dos últimas licitaciones de este año. La cifra estimada por la consultora económica RSH se desglosa de la siguiente manera: en enero serán $ 5.384 millones, en febrero $ 5.184 millones y un mes después llega a $ 4.251 millones. La institución señaló que «a pesar de que se trata de un monto elevado, no tendríamos que esperar problemas para la renovación, aunque probablemente el corto plazo siga siendo la norma».

Pese a esta concentración de vencimientos, en el BCRA tienen una lectura más positiva: «A partir de agosto, entre las recompras de títulos que llevamos adelante y las cancelaciones parciales o totales, nuestro stock de títulos cayó en casi $ 6.000 millones». El monto nominal de LEBAC y NOBAC cayó de $ 62.000 millones a unos $ 56.000 millones.

La absorción de pesos fue posible en los últimos meses por la venta de dólares del Central, especialmente en setiembre y octubre. Además, también se implementaron pases activos a distintos plazos, lo cual actuó como otro mecanismo para disminuir la cantidad de pesos del mercado y evitar una mayor aceleración inflacionaria.

La única alternativa de Redrado en los últimos meses pasó por efectuar colocaciones de corto plazo, entre 30 y 50 días. Además, es creciente la participación de los bancos públicos en la tenencia de títulos del Central. Esto permitiríallevar adelante las renovaciones sin mayores sobresaltos, aunque siempre con plazos mucho más cortos.

  • Improbable

    Parece complicado que la autoridad monetaria retorne a las épocas (no demasiado lejanas) en las que recibía gran demanda por las emisiones de NOBAC a dos años o hasta tres años de plazo con tasa variable.

    Sólo una clara reducción de la inflación permitiría que bajen las tasas de interés para plazos medios y largos.

    Con distintas medidas para aceitar el mercado crediticio, el Central consiguió bajar fuerte la tasa de préstamos interbancarios, que se ubica en niveles promedio de 9% anual. Pero para plazos que arrancan en 30 días el panorama es totalmente distinto. La BADLAR (tasa de plazo fijo que pagan los bancos privados a inversores de más de un millón de pesos) continúa por encima de 13,50% en pesos y nada indica que esté cerca de disminuir, al menos en un futuro cercano.
  • Dejá tu comentario