Vietnam cierra la grieta...

Economía

Los recientes datos económicos del intercambio comercial evidencian en este primer trimestre de 2021 que los tres primeros socios comerciales de Argentina con los cuales se mantiene una situación superavitaria fueron: India (u$s663 millones), Chile (u$s591 millones), y Vietnam (u$s490 millones).

No hay que dejar de lado que el principal socio comercial con el que mantenemos un déficit comercial es China con u$s1.881 millones, seguido por Paraguay (u$s379 millones), Brasil (u$s313 millones) y EE.UU. (u$s156 millones).

Como es de público conocimiento la pandemia desaceleró el ritmo del comercio internacional. Independientemente de esta situación excepcional que está viviendo el mundo, las tendencias de la historia se hacen visibles, los centros económicos se desplazan a otros o conviven por un tiempo indeterminado. La diplomacia sigue siendo la mejor forma de intercambio entre las economías desarrolladas y en desarrollo, aunque haya un desarrollo desigual y combinado, que tensionan el traccionar de la economía mundial.

En este escenario internacional, encontramos a dos países, Argentina y Vietnam, que se encuentran, como algunos otros, entre distintas tensiones, pero entre ellos han mantenido una alianza e intercambio desde 1973. Una primera tensión, entre las dos potencias y sus restricciones impuestas mutuamente, EE.UU. y China; una segunda, EE.UU., la UE y Rusia (gasoducto Nord Stream 2 y los buques metaneros); otra tercera, EE.UU., medio oriente y el Asia-pacifico que conjuntamente Rusia y China articulan para supervisar y administrar los conflictos (Las coreas y al sur de China) regionales.

En este escenario de tensiones, se encuentra, por un lado, una economía que viene creciendo sostenidamente hace años: República Socialista de Vietnam. País con el que Argentina mantiene relaciones diplomáticas desde 1973, pero recién en 2004 recibió la primera visita del presidente vietnamita a la Argentina, durante la presidencia de Néstor Kirchner, y desde entonces se ha mantenido un saldo comercial positivo a favor de la Argentina, hasta la actualidad.

Por el otro lado, tenemos a la Argentina, país que no debe perderse entre las tensiones de los polos actualmente dominantes y desestimar el comercio con los países de sudeste asiático, ya que lo que fuera Londres y Wall Street-Chicago durante el siglo XX, ahora parece estar tensionado por la irrupción, de Pekín, a fuerza de desarrollo tecnológico, empresariado dispuesto a ganar mercados, por vía diplomática, una gran población consumidora, y un poder político centralizado con un comercio administrado luego de un proceso previa desconexión que hoy es apertura, como hicieran Inglaterra y Estados Unidos en el pasado.

A todo esto, ¿por qué Vietnam cierra la grieta? Primero, tanto Mauricio Macri como Cristina Fernández de Kirchner visitaron este país, reconociendo su importancia estratégica. Además, Vietnam ha declarado su apoyo al reclamo histórico de la Argentina sobre los legítimos derechos de soberanía de nuestro país sobre las Islas Malvinas, Sándwich del Sur y Georgias del Sur, y los espacios marítimos circundantes. En los últimos años ha recibido la instalación de varias empresas que, ante el conflicto EE.UU.-China, pueden utilizar otras plataformas de exportación con aranceles diferentes por los distintos acuerdos que tienen las naciones.

La actualidad de Vietnam hoy es diferente a su pasado en el siglo XX. Luego de la guerra de Vietnam (1955-1975) donde primero derrotó al ejército anglo-francés (1946-1954) y segundo a EE.UU. y pasados diez años de gobierno socialista, dio un primer paso denominado “Renovación” (Doi Moi) en 1986. A 35 años de dicho cambio, presenta una macroeconomía e inflación estabilizadas, es receptora de las principales empresas del mundo, en 2006 ingresó a la OMC, firmando tratados de libre comercio logrando récord históricos de inversiones. Esta renovación se basa en movilizar la creatividad y el dinamismo de las personas al hacer negocios.

En 2020, la economía vietnamita se expandió un 2,9 %, una de las tasas de crecimiento más altas del mundo, respaldada por el repunte temprano de las actividades nacionales y el sólido desempeño de las exportaciones, en particular las exportaciones de productos electrónicos de alta tecnología.

Argentina y Vietnam acumulan, en este primer trimestre, superávit en su comercio que se ha acelerado desde 2012, con una incidencia en el comercio exterior argentino del 2%. Ese microdato evidencia una relación bilateral donde del total exportado, el 80% cereales y oleaginosas para consumo humano y animal, mientras que lo que importamos en un 70% son celulares, partes para telefonía y receptores de radiodifusión, aparatos receptores de televisión. A pesar de la distancia geográfica, el comercio de Argentina con Vietnam es mayor que el que Argentina tiene con países vecinos. En los últimos años, las relaciones con Vietnam han seguido ampliándose y todo muestra que seguirán avanzando por este camino.

(*) Economista UBA

(**) Economista UBA, investigador PRO.In.Gra. FCE-UBA

Dejá tu comentario