Wall St. cortó su racha negativa y cotizó en alza

Economía

Las acciones rebotaron el viernes en la bolsa de Nueva York tras cinco sesiones consecutivas con pérdidas, lideradas por una recuperación del sector energético, tras datos que indicaron que la economía de Estados Unidos está en camino a un crecimiento sólido.

El promedio industrial Dow Jones ganó 190,86 puntos, o un 1,10 por ciento, a 17.511,57 unidades, mientras que el índice S&P500 subió 26,75 puntos, o un 1,34 por ciento, a 2.019,42 puntos. El índice Nasdaq Composite, en tanto, subió 63,561 puntos, o un 1,4%, a 4.634,384 unidades.

En la jornada se publicaron los resultados del banco Goldman Sachs que estuvieron en línea con lo que esperaban los analistas. El banco de inversiones obtuvo en el último trimestre del año un beneficio neto de u$s 2.166 millones, un 7% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que la facturación bajó un 12% hasta los u$s 7.688 millones.

El Departamento de Trabajó publicó que el Índice de Precios al Consumo (IPC) cayó en diciembre un 0,4% respecto a noviembre, debido a la baja de los precios del petróleo, lo que provocó el mayor retroceso de este indicador desde 2008.

El parqué neoyorquino también siguió pendiente de la evolución del petróleo, que lleva varios días de gran volatilidad con subas y bajas de más de cuatro puntos porcentuales y que este viernes cerró a u$s 48,69 el barril de Texas.

En tanto, las principales bolsas europeas terminaron este viernes en alza, a excepción de la bolsa de Zúrich, en un mercado que espera la decisión del Banco Central Europeo (BCE) la próxima semana sobre política monetaria.

En Londres, el índice FTSE-100 de los principales valores terminó en alza de 0,8%, en 6.550,27 puntos. La bolsa de París cerró también con un aumento del 1,3%, en 4.379,62 puntos. En Fráncfort, el índice Dax progresó un 1,3%, en los 10.167,77 puntos.

La bolsa de Madrid terminó la semana en los 10.038,9 puntos, tras ganar un 0,6%. En Milán, la bolsa italiana subió un 2,2%, en los 19.255 puntos.

Por su parte, la bolsa suiza de Zúrich se desplomó un 6% el viernes, en 7.899,59 puntos, a causa de la incertidumbre provocada por la apreciación inesperada del franco suizo. La víspera, el índice suizo perdió un 8,7%, un récord desde 1988.


Asia

La Bolsa de Tokio terminó la sesión de este viernes con un retroceso de 1,43%, a raíz de una fuerte apreciación del yen, influido por la decisión del Banco Nacional Suizo de dejar revalorizarse el franco suizo.

Al término de las operaciones, el índice Nikkei 225 de los principales valores quedó en 16.864,16 puntos, perdiendo 244,54 unidades.  

En el conjunto de la semana, el índice perdió 1,94%, en un contexto de revalorización del yen, perjudicial para los exportadores, y de nerviosismo por la caída de los precios del petróleo.

El jueves, el BNS suprimió el límite mínimo de cambio del franco respecto a la moneda única europea, fijado en 1,20 francos suizos por un euro.

De esta forma, el franco llegó a revalorizarse hasta un 30% respecto al euro, provocando una huida de los inversores hacia los valores considerados más seguros, como el yen.

Al cierre de la plaza tokiota, el dólar cotizaba a 116,59 yenes, por debajo de la cotización de la víspera (117,87 yenes).

Dejá tu comentario