A Tigre le faltaron suerte y altura

Edición Impresa

Tigre luchó en inferioridad numérica en la altura ante Deportivo Quito, pero terminó perdiendo 2 a 0, con un gol de contraataque faltando 5 minutos.

El primer tiempo fue muy parejo con Tigre, incluso, manejando más la pelota que Deportivo Quito. Los ecuatorianos llegaron con dos tiros de larga distancia, donde Javier García dio rebotes, pero la jugada más clara la tuvo Tigre con un cabezazo de Matías Pérez García que rozó el poste derecho.

Rubén Insúa puso a Lorca, un delantero, por Bolaños (volante) para salir a buscar el partido y le salió bien, porque el ingresado a los 5 minutos remató desde la puerta del área y derrotó a Javier García.

Tigre quiso salir a buscar el empate con un buen trabajo de Martín Galmarini y Rubén Botta, pero la expulsión de Matías Escobar (por doble amarilla lo frenó).

Insúa, temeroso de su equipo, sacó un delantero (Congo) y puso un defensor (Luis Romero) para rearmar la línea de cuatro y se defendió jugando de contraataque.

Hubo un remate de Botta en el travesaño y un cabezazo de Galmarini que pasó muy cerca del arco de Bone.

Sin embargo, fue Deportivo Quito quien consiguió el segundo gol con el uruguayo Mauro Vila (ex Almirante Brown) en un contraataque y ante la pasividad de Javier García que se quedó parado.

Tigre perdió por 2 goles en la altura, pero por lo mostrado por el equipo ecuatoriano es una derrota revertible el 25 de octubre, cuando jueguen en Victoria.

Dejá tu comentario