31 de agosto 2018 - 00:00

Al filo, logrará Arcioni ley por deuda

recurso. Ante la negativa de la Legislatura a tratar el pedido de refinanciación,Mariano Arcioni firmó un decreto de necesidad de urgencia.
recurso. Ante la negativa de la Legislatura a tratar el pedido de refinanciación,Mariano Arcioni firmó un decreto de necesidad de urgencia.
Las negociaciones del gobernador de Chubut Mariano Arcioni con el peronismo provincial llegó a buen puerto y los diputados del PJ anunciaron que darán apoyo a la iniciativa de mandatario y acompañarán la llegada de $3.000 millones para refinanciar deudas con Nación.

El ministro Coordinador de Gabinete, Marcial Paz, se refirió a los avances en las gestiones con diputados provinciales para la aprobación de la ley. "Algunos legisladores ya han expresado su voluntad de acompañamiento y se ha llegado a un acuerdo. De ser así, podemos celebrar que primó la madurez y el interés general por encima de lo político", aseguró el jefe de ministros.

Los justicialistas lograron imponer una condición para la nueva deuda: que los plazos de pago no excedan al gobierno de Arcioni, para que no quede como un saldo heredado para una posible próxima gestión. Así, los vencimientos tendrán fecha final en diciembre del año próximo.

En este sentido, Paz destacó que "es muy saludable este nivel de compromiso, más aún cuando quedó bien en claro que lo que aquí estaba en juego no era el interés de un gobierno sino que está en juego el futuro de todos los chubutenses".

"Al esfuerzo que venimos realizando para ordenar y equilibrar las cuentas le faltaba el acompañamiento de los legisladores, y de esta manera lo estamos sumando", concluyó.

En la semana, el Gobierno nacional le retuvo a Chubut $380 millones de coparticipación por la deuda que la provincia mantiene con el Fondo Fiduciario para las provincias.

Desde la administración de Arcioni sostienen que la absorción de partidas podría ascender a los $1.200 millones si la Legislatura no aprueba una ley que nació con poco respaldo político.

Ahora, el compromiso del peronismo, con plegarias de los intendentes para no verse perjudicados de rebote con un corte de envíos de coparticipación, le da aire a la gestión de Arcioni.

Con un esquema de pago de sueldos desdoblados a empleados públicos y cancelación de deudas a proveedores con bonos, Chubut busca salir de una crisis, donde el stock de deuda saltó a $24.000 millones cuando hace tres años era de $3.000 millones. Tampoco conforman los resultados financieros, con un saldo negativo de $6.833 millones el año pasado. En 2010 esa balanza era positiva.

Además, el gobernador consigue con la movida oxígeno político. Tras reunirse ayer con Sergio Massa en lógica de alianzas nacionales, también el acuerdo con el PJ deja calmas las aguas internas, en especial dentro del oficialismo de Chubut Somos Todos, que tras la muerte de su creador, el exmandatario Mario Das Neves, no logró frenar las turbulencias.

Dejá tu comentario