Alarma al mundo un informe de la ONU sobre el poder nuclear iraní

Edición Impresa

Washington - El informe que se espera haga público hoy la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA, dependiente de la ONU) revelará que Irán ya cuenta con los conocimientos necesarios para construir armas nucleares, anticipó ayer, para alarma de la comunidad internacional, el diario The Washington Post. Asimismo, describe el programa de la República Islámica como «más ambicioso, más organizado y más exitoso de lo que comúnmente se cree».

Según el influyente periódico estadounidense, la República Islámica recibió para ello asistencia de científicos extranjeros y «tiene información suficiente para diseñar y producir un dispositivo nuclear viable» mediante el uso de uranio altamente enriquecido. En ese sentido, advierte sobre los temores de que ese país pueda «armar» rápidamente dicho artefacto en caso de sufrir un golpe militar.

Siempre según el Post, un físico ruso, experto nuclear que trabajó en su momento para la Unión Soviética, habría ayudado a sus pares iraníes a realizar detonadores de alta precisión y tuvo un rol en el desarrollo de una bomba atómica.

Según fuentes diplomáticas y de inteligencia, dicho científico sería Vyacheslav Danilenko, quien habría enseñado a los iraníes a «construir detonadores de alta precisión, similares a los utilizados para provocar una reacción en cadena nuclear».

Danilenko, siempre de acuerdo con esos informes, prestó asistencia a los iraníes durante al menos cinco años, organizando seminarios y compartiendo documentos de investigación.

El experto ruso, cuando fue consultado por la AIEA, admitió haber cooperado con los iraníes en áreas de energía para uso civil.

The Washington Post citó como fuente a David Albright, un exresponsable de la AIEA que tuvo acceso a la nueva investigación de la agencia y según el cual las conclusiones del informe se basan en datos de organismos de inteligencia.

Detalles

El documento, cuya difusión es esperada con ansiedad, indica que Irán continuó con sus investigaciones sobre armamento nuclear después de 2003, año en el que, según las estimaciones del espionaje estadounidense -consideradas ahora erróneas-, había interrumpido estas actividades en respuesta a la presión internacional.

En conjunto, el informe de la AIEA aporta detalles sobre lo que parece un programa secreto de investigaciones armamentísticas «más ambicioso, más organizado y más exitoso» de lo que se pensaba, según el anticipo de The Washington Post.

Estados Unidos, la Unión Europea y sus socios han impuesto sanciones económicas a Teherán por negarse a poner fin a sus planes nucleares. Tanto EE.UU. como Israel han insinuado repetidamente la posibilidad de usar la fuerza contra las instalaciones nucleares iraníes, mientras la República Islámica ha amenazado con responder duramente a un ataque exterior.

Teherán, que, pese a ser un país rico en petróleo, afirma que busca a través de su plan nuclear generar energía para uso civil, rechazó por anticipado las posibles acusaciones y prometió represalias contra Israel y Estados Unidos en caso de ataque militar.

El presidente ultraislamista Mahmud Ahmadineyad declaró ayer que esos dos países quieren atacar Irán para frenar su creciente influencia y advirtió que su Gobierno «no lo permitirá».

«Irán aumentó sus capacidades y sigue progresando. Israel y Occidente, en especial Estados Unidos, temen las capacidades y el rol de Irán», dijo el mandatario, fuertemente cuestionado dentro de su país, al diario estatal egipcio Al Akbar.

«Además, buscan apoyo internacional para suprimir la influencia (de Irán). Los arrogantes deben saber que Irán no les permitirá esa agresión», añadió.

Un importante religioso conservador iraní, el ayatolá Ahmad Jatamí, pidió ayer al director general de la AIEA, el japonés Yukiya Amano, que no actúe como un instrumento de Estados Unidos contra su país, indicó la agencia oficial IRNA.

Advertencia

«Si Amano actúa como un instrumento sin voluntad en manos de Estados Unidos, publicando mentiras y presentándolas como documentos, la AIEA perderá la escasa reputación que le queda», declaró Jatamí durante un discurso en ocasión de la plegaria colectiva de la Fiesta del Sacrificio.

Jatamí también advirtió a Estados Unidos e Israel que Irán «responderá» en caso de ataque militar.

«La época de la superpotencia norteamericana ha terminado. Irán es un país poderoso y ante cualquier conspiración, responderá de la misma forma para que eso sirva de lección a los otros» países», agregó el religioso.

Dando mayor crédito a los repetidos informes de la prensa israelí y británica sobre un posible ataque preventivo hebreo o angloestadounidense contra las instalaciones nucleares sospechosas, el presidente de aquel país, Shimon Peres, considerado como un «moderado», al contrario que el «halcón» Benjamín Netanyahu, dijo el domingo que «la posibilidad de un ataque militar contra Irán parece más cercana que la opción diplomática».

Agencias Reuters, AFP y ANSA, y

Ámbito Financiero

Dejá tu comentario