All reeds

Edición Impresa

El equipo de Queensland logró su primer título en la historia del Súper Rugby al superar a los neocelandeses de Crusaders por 18 a 13

Reds, el mejor equipo de la temporada regular, fue quien logró quedarse con el campeonato más importante del hemisferio sur: el Súper 15 quedó en manos de quien mejor hizo las cosas durante todo el año.

El equipo de Quade Cooper, Will Genia y Digbi Ioane, figuras sobresalientes en la victoria del sábado y que además marcaron todos los puntos de los Rojos, demostró estar a la altura de las circunstancias para vencer a uno de los equipos más poderosos y ganadores de los últimos años, los Crusaders de Richie Mc Caw y Daniel Carter.

El encuentro fue bastante trabado y con muchos nervios. El juego cerrado de los de Canterbury se encontró con el juego abierto de los Reds, que fieles a sus principios jugaron desde todos lados, más conservadores que otros partidos, pero siempre moviendo la pelota.

Con el match empatado en 13 tantos, producto de un try de Ioane, dos penales y una conversión de Cooper para los Reds y un try, dos penales y una conversión de Carter para los Cruzados, todo se resolvió a diez del final con el try del medioscrum australiano Will Genia.

Genia, una de las figuras del partido, cambió la historia cuando vio un hueco y atacó ese espacio, corrió 65 metros para marcar el try más importante de su vida. No pensé que tuviera las piernas a diez minutos del final para correr todo ese tramo, siempre fui buscando el pase a Quadey (Cooper) o Zac (Guild-ford), pero finalmente pude llegar, estoy orgulloso de decir que somos los súper campeones, dijo el héroe.

Por su parte, el entrenador del equipo, Ewen McKenzie, comentó: Estoy disfrutando este momento de manera muy espacial, logramos un resultado muy satisfactorio no sólo por lograr el título sino por haber sido el equipo más regular durante toda la competencia. McKenzie había perdido dos finales anteriores frente a Crusaders, estando a cargo de Waratahs en 2005 y 2008, a finales de 2009 reemplazó a Eddie Jones y dos años más tarde consiguió el título que nunca tuvo la ciudad de Queens-land en Brisbane, el cual hoy toda una región apasionada por el rugby puede festejar.

Dejá tu comentario