Apple y Jordan pelean en China

Edición Impresa

Pekín - En la lucha que libera una compañía china contra Apple por los derechos de utilización del nombre iPad en territorio chino, la compañía estadounidense logró ayer una primera victoria: un tribunal de Shanghái decidió no dar lugar a la demanda de Proview Technology Shenzhen para prohibir la venta de la tableta en China. Según informó la agencia de noticias Xinhua, el tribunal determinó que Apple podrá seguir vendiendo el iPad porque la disputa judicial sobre la propiedad de la marca aún no estaba resuelta.

El 29 de febrero la Corte Suprema en la provincia de Guangdong decidirá si la compañía californiana vulneró los derechos de autor. Hasta que no esté el fallo, no se podrá probar si Apple está en falta, agregó Xinhua. Varios tribunales han tratado el tema, sin que Apple haya tenido hasta ahora éxito.

Apple afirma que es el titular de la marca en China. Según reportes de prensa, Proview Shenzhen adquirió en 2001 los derechos sobre el nombre iPad en China. Pero su subsidiaria Proview Taiwan, que en 2000 registró la marca en varios países, se los vendió en 2009 a Apple. Desde el punto de vista de Proview Technology Shenzhen, la filial de Taiwán no estaba autorizada a vender también los derechos para China. Ambas empresas pertenecen al grupo Proview Holding International, con sede en Hong Kong y altamente endeudado. Debido a sus problemas financieros, la cotización de sus acciones fue suspendida en 2010.

Un tribunal en Hong Kong confirmó en 2011 que Apple era propietaria de los derechos sobre el nombre. En diciembre de 2011, una corte en Shenzhen rechazó la demanda de la empresa con sede en Cupertino de que Proview Shenzhen violaba los derechos.

También el exastro de Chicago Bulls y considerado el mejor jugador de la historia de la NBA, Michael Jordan, anunció ayer que demandó a una empresa china de indumentaria deportiva por usar su nombre sin autorización. «Es extremadamente desagradable ver a una compañía que usa mi nombre en chino y el número de mi camiseta sin mi autorización. También intentaron usar el nombre de mis hijos», bramó el ídolo del básquetbol estadounidense. La empresa en cuestión es Qiaodan, cuya pronunciación en chino es «quiao-dan» y suena similar a Jordan, quien es conocido de esa manera por los aficionados de ese país asiático. «No es un problema de dinero, sino de principio y desprotección de mi nombre», agregó Jordan ante el silencio de la empresa Qiaodan Sports.

Agencias ANSA y DPA

Dejá tu comentario