Arrancó nuevo juicio para María Julia

Edición Impresa

TM María Julia Alsogaray volvió ayer a los tribunales federales de Comodoro Py para someterse a un nuevo juicio oral por presuntas "negociaciones incompatibles" que data de cuando era secretaria de Medio Ambiente.

Relajada, por momentos sonriente, se mostró confiada y concentrada en la primera jornada que fue dominada por la lectura del requerimiento de elevación a juicio que realizó el fiscal Gerardo Pollicita. Éste entendió que existieron irregularidades en las contrataciones a empresas privadas que efectuó la dependencia desde la cual Alsogaray había prometido limpiar el Riachuelo en tiempo récord.

La exfuncionaria arribó a los tribunales con tres horas de antelación y se entretuvo conversando con sus abogados. Imperdibles conciliábulos en los cuales, por momentos, recordó no sin cierta nostalgia la década del 90, cuando vivía en la cima del poder.

Se ubicó en el estrado de la defensa con su abogada, la defensora oficial, Patricia Besserier quien tiene alto hándicap entre sus pares: además de haber trabajado en la Corte Suprema y de especializarse en cuestiones de criminalística también ha incursionado en temas de derecho constitucional a nivel iberoamericano.

El juicio transcurre ante el Tribunal Oral Federal número 6 que integran José Martínez Sobrino, Patricia Mayo y Eduardo Fernández. El primero es bien conocido en distintos ámbitos de los tribunales ya que tiene un rol central en la Asociación de Magistrados que conduce Luis María Cabral.


Antecedente

Alsogaray
, quien ya ha sido sentenciada en 2004 por enriquecimiento ilícito, se expone ahora a una nueva pena que no podrá quedar en suspenso y, de ser condenada, deberá cumplirla en prisión. Ayer los funcionarios del tribunal recordaban que mientras la acusada vivió en la cárcel no modificó sus hábitos: estudiaba idiomas y leía novelas en francés.

El dictamen de Pollicita sostiene que no habría habido necesidad de efectuar contrataciones directas y que la elección de las empresas para el plan "Manejo del Fuego" fue "caprichosa".

En la causa hubo tres empresarios procesados pero no fueron enviados a juicio ya que en sus casos se declaró la prescriptibilidad.

La exfuncionaria en ningún momento pareció distraída y mantuvo a mano una carpeta con partes del expediente.

Realizó algunos comentarios con sus abogados y ni siquiera se inquietó cuando el tribunal rechazó aplazar el debate, un recurso al cual ya había apelado en ocasiones anteriores.

Dejá tu comentario