Articulación público privada en la RSE

Edición Impresa

• SUSTENTABILIDAD
Las empresas analizan si pueden ser cocreadores de bienes públicos. Para alcanzar esos objetivos es necesaria una relación con el Estado. Las áreas donde impactan pueden ser salud, educación y medio ambiente.

El sistema de participación público privada (PPP) debutó este año con la apertura de sobres para la licitación de obras viales de escala. Se trata de un mecanismo se basa en contratos de largo plazo entre el Estado y el sector privado, una modalidad desde hace tiempo se viene repitiendo en el ámbito de la sustentabilidad pues se considera que el trabajo en conjunto es la piedra basal para el crecimiento sostenible.

Durante la última conferencia del IARSE en Buenos Aires el eje estuvo en la creación de bienes públicos a partir de la articulación público privada. En concreto se discutió cómo el sector privado puede aportar a la creación de bienes públicos en conjunto con el Estado y las organizaciones sociales.

"Siempre está el concepto prefijado que los bienes públicos los tiene que instalar, distribuir y sostener en Estado, es decir la educación publica de calidad, salud pública y todo lo que nos imaginamos como bienes públicos", explica Luis Ulla Director del IARSE en diálogo con Ámbito Biz. Y precisa que "los bienes públicos en una sociedad equitativa son cocreados, los crean el Estado en su rol pero también los pueden instaurar las empresas".

Por su parte, las empresas y las organizaciones sociales son conscientes que se necesita del Estado para poder lograr que sus iniciativas logren escala. "Las organizaciones sociales nacieron a partir de una carencia del Estado, y hoy están mirándose a sí mismas en un cambio de paradigma de entender que tienen que articularse con el Estado y con el privado", plantea Liliana Cagnoli, presidente del Banco de Alimentos de Tandil.

Por su parte, Sabina Zaffora gerente de Sustentabilidad de Natura Argentina sostiene en relación a este punto que "hay que articular si no, no es sustentable ni para la empresa, ni para el Estado" y advierte que impulsan proyectos que son de interés para la empresa pero también que puede tener algún impacto para el Estado. Sus iniciativas se concentran en educación, medio ambiente y tratamiento de residuos.

Según Ulla muchas empresas están trabajando en la creación de bienes públicos pero no lo detectan de esa manera por lo que alienta a visibilizarlo y valóralo como una iniciativa de responsabilidad más de la organización.

Las empresas que trabajan con el Estado reconocen que la recepción siempre es buena pero que los tiempos son demasiado laxos por lo que proponen armarse de paciencia y no llevar una agenda resultadista a la mesa de negociación que debe ser compartida también con el tercer sector.

"La empresa puede tener una intención y el Estado otra, entonces hay que ir a una articulación, porque la creación del bien público es de todos", concluye Zaffora.

Dejá tu comentario