Avanza adhesión de gobernadores al fondo de la soja

Edición Impresa

En medio de un escenario de urgencias financieras, avanza la adhesión de los gobernadores al Fondo Federal Solidario gestado por Cristina de Kirchner, paso obligado para anotarse en el anunciado reparto del 30% de las retenciones a la soja. Hasta ayer, ya una veintena de mandatarios -algunos, a regañadientes- había avalado la iniciativa.
El lote de líderes de Ejecutivos provinciales que dieron ya ese paso -o están a punto de hacerlo, por decreto o vía el envío del correspondiente proyecto de ley a la Legislatura local- está integrado por los justicialistas Daniel Scioli (Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta), Celso Jaque (Mendoza), Gildo Insfrán (Formosa), José Alperovich (Tucumán), Walter Barrionuevo (Jujuy), Luis Beder Herrera (La Rioja), José Luis Gioja (San Juan), Mario Das Neves (Chubut), Daniel Peralta (Santa Cruz) y Jorge Capitanich (Chaco).
También militan ya en ese grupo el renovador Maurice Closs (Misiones); los radicales K Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Miguel Saiz (Río Negro); el neuquino Jorge Sapag (MPN), la arista Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri (PRO).
Completan el listado, con reparos, el socialista Hermes Binner (Santa Fe) y el ex radical K y hoy cobista Arturo Colombi (Corrientes).
En este marco, Scioli prometió que el dinero «se volcará a obras de infraestructura social, es decir, cloacas, agua potable, asfalto y viviendas».
Paso adelante
Por su parte, y pese a los pataleos de la combativa Mesa de Enlace local, Schiaretti manifestó que la medida «es un paso adelante, ya que a Córdoba le devolverán 500 millones de los 5.000 millones que aporta por año en concepto de retenciones a la soja al Tesoro nacional».
En paralelo, otro mandatario crítico de las retenciones, el santafesino Binner, insistió en que su posición «es de adherir, porque es una forma de compensar el déficit que hoy tienen las provincias. Nación tiene que responder para ayudar a las provincias, los municipios y las comunas a salir de esta crisis», remarcó, aunque se ocupó de retomar su reclamo de suspensión de las retenciones, vía una propuesta que elevó a la Presidente (ver aparte).
Reparto
Desde Entre Ríos, en tanto, Urribarri expresó que la decisión «refuerza el tejido federal del país», mientras que el salteño Urtubey anunció que, «a diferencia de lo que ocurre con la normal liquidación de la coparticipación, en el caso del porcentaje de las retenciones que se aplica a las exportaciones de soja, en Salta el 50 por ciento de lo percibido será para los municipios».
En sintonía, Jaque -que espera esta semana la adhesión legislativa de rigor- afirmó que la medida «es muy importante porque va a ayudar también a muchos de los municipios que tienen dificultades a que reciban recursos para hacer frente a las obras públicas que mejoran la calidad de la gente».
Para Capitanich, en esa línea, el fondo significa «una reivindicación del federalismo argentino. Implica gran cantidad de obras, en materia de ampliación y refacción de escuelas, centros de salud y hospitales, agua potable, cloacas; se trata de mejorar la vida de muchos argentinos», remarcó.
Macri, por su parte aceptó la medida al reseñar que «a la Ciudad le corresponde su cuota de coparticipación», pero aclaró que «esos recursos nuevos» no serán utilizados «hasta el 28 de junio», fecha propuesta de elecciones legislativas nacionales y locales.
En tanto, Colombi advirtió que su provincia adherirá «con discrepancias» al decreto por el cual la Presidente resolvió coparticipar las retenciones a la soja.
Desde Chubut, por su parte, Das Neves consideró que, «independientemente de destinar esos ingresos a infraestructura y obras de saneamiento», es su «voluntad utilizarlos para todo el sector productivo», al entender que «como este recurso viene de la producción, una parte debe ir a la producción en obras de infraestructura para el sector».

Dejá tu comentario