Bajó, recuperó, subió

Edición Impresa

Una carpeta ondulada resultó la segunda rueda semanal, en la generalidad de los mercados. Tipo de barquinazos que se advirtieron desde la marcha del propio Dow Jones, asumiendo balances y tratando de reciclar por bueno lo que lleva toda la apariencia de de regular a malo. Ciertamente que en el epicentro del mundo bursátil se pudo conjurar lo negativo y para culminar con el 0,77% de mejora. Esto no pudo ser copiado con igual ritmo de desniveles por los índices de la región y, al tocar la campana de cierre, cada uno quedó con una imagen mucho más próxima a la neutralidad que al repunte.
Así quedó el indicador de San Pablo, que quedó asentado en su cierre anterior. En el desarrollo local también se vieron altibajos marcados, con un piso intradiario que situó al Merval clásico en los 1.618 puntos y en el punto más debilitado del trayecto. Pero consiguiendo un máximo de 1.655 y que se pudo afirmar en zona muy cercana, con 1.652 unidades. La diferencia porcentual resultó muy leve, nada más que un 0,21% de positivismo. Los demás listados de medición de precios estuvieron convergiendo en lo neutro. Diferencias entre especies que dieron 28 papeles con aumentos, por 32 en descenso, también testimonio de un mercado mitad por mitad, en los desniveles de oferta y demanda. Donde nada varió para bien fue en el recuento de los negocios en efectivo, donde se reunieron $ 28 millones en acciones.
Siguió la baja intensidad en Tenaris, 122.000 títulos, causa principal de la merma general y sólo el 0,3% de aumento en precios. Rueda pasada por agua, como el día, colores poco firmes en la trama. Y Bolsa: desteñida.

Dejá tu comentario