BCRA termina de cobrar hoy rescates de 2001

Edición Impresa

El Banco Central cobrará hoy la última cuota mensual del esquema de asistencia conocido como «matching», creado durante la crisis de 2001/2002. Según el cronograma de pagos previsto, ingresarán al BCRA «$ 112,2 millones ($ 111,9 millones por capital más CER y $ 0,3 de millón por interés), dando así por concluido el régimen y una etapa crítica atravesada por el sistema financiero argentino», informó ayer el ente monetario comandado por Martín Redrado.

Durante la crisis sistémica registrada a mediados de 2001, el BCRA asistió a 40 entidades en el marco del régimen de iliquidez, alcanzando la deuda un monto máximo de $ 20.065 millones a principios de octubre de 2002. Luego nació el régimen de financiación (conocido como «matching») de los saldos adeudados a marzo de 2003 por el sistema financiero en concepto de asistencia por iliquidez. El capital de la deuda refinanciada ascendió a un total de $ 19.437 millones, correspondientes a 24 entidades públicas y privadas, dado que las 16 entidades restantes cancelaron sus obligaciones en forma directa. El «matching» previó la cancelación mensual de los saldos de deuda en hasta 70 cuotas, venciendo la última en diciembre de este año.

«Si bien el esquema de matching ya contemplaba la posibilidad de cancelar cuotas antes de su vencimiento, a partir de fines de 2004 el Central comenzó a realizar licitaciones de cancelación anticipada, generando de este modo un mecanismo adicional de esterilización», recordó el BCRA.

En efecto, la mayor parte de la deuda original incluida en el esquema de «matching» fue cancelada entre 2005 y 2006. En dicho bienio, tras la realización de sucesivas licitaciones de cancelación anticipada y diversos pagos adelantados efectuados por las entidades, se pagó un total de $ 15.400 millones (capital, $ 12.800 millones y ajuste CER, $ 2.600 millones). Con este monto, el cobro de la asistencia constituyó aproximadamente una tercera parte de la esterilización implementada en ese período para alcanzar el equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado monetario.

Las entidades demostraron un amplio interés en canalizar fondos excedentes a la concreción de anticipos de cancelación de deuda por iliquidez con el Central, permitiéndoles optar por fuentes de fondeo más baratas y mejorar sus balances, y también la calidad patrimonial del BCRA. Veintitrés de las entidades adheridas al «matching» cancelaron anticipadamente el total de sus deudas, de forma tal que, a partir del segundo trimestre de 2007, solamente una entidad financiera quedó comprendida en el esquema.

«La implementación de mecanismos dirigidos a posibilitar el cobro anticipado de asistencias constituyó una relevante herramienta adicional de regulación monetaria, contribuyendo a esterilizar una parte significativa de los excedentes de liquidez», explicó el BCRA.

«Con sus carteras saneadas y habiendo cancelado mayoritariamente su deuda con el BCRA, el sistema financiero estuvo en óptimas condiciones para enfrentar la crisis internacional desatada a partir de julio de 2007, pudiendo acudir sin dificultades a los mecanismos de provisión de liquidez establecidos por la autoridad monetaria», concluyó un informe del BCRA.

Dejá tu comentario