Bloqueo al biodiésel local aumentará demanda de colza

Edición Impresa

Hamburgo - Las restricciones españolas a las importaciones de biodiésel argentino podrían causar un aumento de la demanda del aceite de colza europeo, para producir suministros de reemplazo del combustible verde en Europa, dijo ayer la revista especializada en cereales y oleaginosas, Oil World.

España contraatacó a Argentina con una medida para limitar las importaciones multimillonarias de biodiésel desde el país latinoamericano, que le expropiará el control de la firma de energía YPF al grupo español Repsol.

España importó unas 886.000 toneladas de biodiésel de Argentina en 2011, o un 53% de las exportaciones totales argentinas del producto, según estimó Oil World.

Las ventas argentinas de biodiésel a España han aumentado fuertemente en años recientes y la asociación española de combustibles verdes APPA estima que las plantas españolas de biodiésel operan a niveles críticos de sólo el 14% de la capacidad.

Las importaciones explican el 74% del biodiésel usado en España. «Si las exportaciones argentinas de biodiésel a la Unión Europea (UE) se reducen, resultaría en una recuperación de la producción de biodiésel en la UE, elevando por lo tanto los requisitos de insumos», dijo Oil World. Y agregó: «Eso sería alcista para los precios del aceite de colza, aunque parte (de la demanda extra) también podría ser cubierta con importaciones de aceite de soja».

El biodiésel de la UE se produce principalmente a partir del aceite de colza.

«De momento existe un superávit de aceite de colza en la UE, algo también confirmado por la reciente debilidad de precios y las ventas de aceite de colza de la UE a India», dijo Oil World.

«En los próximos 2-3 meses, un aumento de compras de aceite de colza de la industria doméstica del biodiésel podría ayudar a reducir el actual exceso de inventarios», agregó.

Pero Oil World advirtió que una próxima cosecha pobre de colza de la UE en el verano boreal 2012 podría hacer difícil atender la mayor demanda de aceite de colza de los productores europeos de biodiésel en julio-diciembre 2012.

Por otra parte, la revista recortó ayer de nuevo su previsión para la cosecha de soja 2012 de Argentina, esta vez en 1,5 millones de toneladas, debido al daño de una sequía que sufrió el país al inicio del año. Ahora, Oil World proyecta la recolección de soja argentina en 42,5 millones de toneladas, contra las 49,2 millones de 2011.

La deteriorada perspectiva de cosecha impulsaría los precios globales de la oleaginosa, refirió la publicación.

La revisión a la baja le sigue a un recorte en el pronóstico de Oil World para la cosecha de soja de Argentina de 1 millón de toneladas el 17 de abril y de 1,5 millones el 10 de abril.

Argentina es el tercer mayor exportador mundial de soja después de Estados Unidos y Brasil. El Gobierno redujo su previsión para la cosecha de la oleaginosa a 42,9 millones de toneladas.

«Las estimaciones para la cosecha de soja en Sudamérica aún no se han estabilizado», dijo Oil World. «La sequía en el norte de Argentina ha resultado ser la peor en al menos 50 años. El abandono de los campos de soja es grande y el rendimiento en las áreas afectadas ha disminuido en cerca del 50%», agregó.

Aunque los precios de la soja han repuntado, el deterioro en la perspectiva para la cosecha sudamericana impulsaría al mercado, dijo Oil World. «En el corto y mediano plazo, el potencial a la baja en los futuros de la soja será limitado», sostuvo.

Una leve mejoría en las perspectivas para la cosecha de soja en Bolivia y Uruguay no puede compensar las severas pérdidas de los cultivos de la oleaginosa en Argentina, Brasil y Paraguay, culminó Oil World.

Dejá tu comentario