Bonos Par: pagan a tenedores locales

Edición Impresa

Todos los tenedores locales de bonos Par bajo legislación argentina (que en el mercado bursátil cotiza bajo la sigla PARA) tienen asegurado para hoy el cobro del cupón de intereses. En la lista de inversores también están aquellos que poseían este papel a través de la sociedad de Bolsa del Citibank. Tras la decisión de la Comisión Nacional de Valores del viernes, el encargado de realizar el pago correspondiente a este grupo será la Caja de Valores, que reemplazó al Citi como custodio de la totalidad de los activos que manejaba.

La entidad estaría en condiciones de efectivizar el pago, que en un primer paso será acreditado en la cuenta comitente del Citi. Desde allí será el cliente quien deberá pedir que le transfieran los fondos a una caja de ahorro de cualquier entidad del sistema.

Sin embargo, más allá de los cambios definidos no se podrá efectivizar el pago del mismo título bajo legislación local, pero que está en poder de inversores extranjeros. Ello se debe a que el juez Thomas Griesa no autorizó a Euroclear -que actúa como cámara compensadora- a girar las divisas. Aun cuando esta entidad abrió el mes pasado una cuenta directamente en Caja de Valores para agilizar los trámites y saltear intermediarios (en este caso el Citi), se ve impedido de girar los dólares para no desobedecer la orden del juez.

En caso de que hoy no se puedan girar estos fondos, que equivalen a menos del 3% de los u$s 15 millones que vencen, el Gobierno entraría en mora por otro bono que se suma así a la lista de los que no se han pagado desde julio pasado. Empieza a correr, eso sí, un período de gracia de 30 días para efectivizar el pago antes de caer en un nuevo default.

La designación de Caja de Valores como nuevo custodio en reemplazo del Citi asegura que muchos inversores individuales, pero también institucionales, como compañías de seguros y fondos de inversión, puedan cobrar normalmente los intereses que están a punto de vencer. El Citi había conseguido el visto bueno de Griesa para efectuar el desembolso entre clientes locales y al mismo tiempo apartarse como agente de custodia de los bonos argentinos. Claro que el banco pactó ese acuerdo con el fondo NML, lo que provocó una dura respuesta del ministro Axel Kicillof, que designó a un veedor dentro de la institución y el viernes lo suspendió para operar en el mercado de capitales local.

En las últimas horas trascendió, por otra parte, que uno de los temas que la Bolsa porteña está analizando con la Comisión Nacional de Valores es que los futuros cupones de bonos en default se negocien en forma separada del título, una modalidad habitual en el mercado porteño. De esta forma, los inversores podrían separar la negociación del cupón defaulteado. Esto se podría aplicar en el caso del Discount, que vence el 30 de junio próximo, permitiendo a los inversores negociar el bono por un lado y el cupón en conflicto por otro lado. "El objetivo es que aquellos inversores que tengan ese cupón y no lo pueden cobrar puedan vendérselo a alguien que sí esté en condiciones de hacerlo", explicaron fuentes bursátiles. La separación del cupón se efectuaría 30 días antes del cobro. Si bien la Bolsa de Comercio porteña tenía facultades para decidir una acción de estas características, tras el cambio de legislación que afectó al mercado argentino esas facultades pasaron a la CNV.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario