Boudou ya tiene pedido de interpelación por el INDEC

Edición Impresa

No fue un buen día ayer para el ministro de Economía, Amado Boudou, en el Congreso. Tuvo que partir a las apuradas a explicar el decreto que creó el Fondo del Bicentenario en la reunión de la Bicameral de control de los DNU por pedido de Miguel Pichetto. Y tras recibir y escuchar allí reproches contra la medida, la oposición avanzó luego con un pedido de interpelación al ministro pero por la lentitud que muestra la prometida reestructuración del INDEC.

El radicalismo fue el primero en pedir la citación del ministro al recinto, pero fue la macrista Gabriela Michetti quien debutó en estas lides con un proyecto propio de interpelación a Boudou que luego fue acompañado por Patricia Bullrich, la radical Silvana Giúdice y el peronista disidente Gustavo Ferrari. El radical jujeño Gerardo Morales fue el encargado de cuestionar, una vez más «la manipulación de los datos de la inflación».

El proyecto de Michetti pide la interpelación de Boudou «en relación con las gravísimas deficiencias registradas en el INDEC, Instituto Nacional de Estadística y Censos, y las serias distorsiones generalizadas en materia de indicadores del sistema estadístico nacional, a la luz del crítico informe presentado por el Consejo Académico Asesor que entre otros extremos ha dejado trascender que considera que no están dadas las condiciones para que el Censo 2010 se haga en forma creíble debido a que las pruebas piloto realizadas en las provincias de Buenos Aires y Tierra del Fuego no garantizan la transparencia de ese acto clave».

La protesta se escuchó en medio de la reunión de la Bicameral que debe decidir sobre los decretos de necesidad y urgencia. El radicalismo le pidió a Boudou un listado de los trabajadores que integraban el organismo a diciembre de 2006, uno con los empleados contratados como monotributistas, y otro de los que fueron despedidos en los últimos dos años.

Morales y los senadores Ernesto Sanz, Luis Naidenoff y Ramón Mestre también le solicitaron detalles sobre el presupuesto total destinado a la realización del Censo Poblacional 2010 y los convenios celebrados con distintos organismos provinciales.

«Durante enero de 2007, los técnicos y trabajadores del INDEC denunciaron a través de los distintos medios de prensa, que por iniciativa del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se estaba desplazando arbitrariamente de su lugar de trabajo a técnicos de relevante trayectoria en el instituto estadístico», dijeron los radicales.

Además, señalaron que la denuncia incluyó sospechas sobre la «manipulación del Índice de Precios del Consumidor y el falseo de los índices inflacionarios».

Mientras tanto, los opositores prepararán un proyecto consensuado para normalizar el «funcionamiento del INDEC y transparentar sus índices».

Dejá tu comentario