Brasileños, reyes del “deme 2” en EE.UU.

Edición Impresa

Los brasileños en su afán de ser «los más grandes del mundo» lideran también el ranking de gastos en Estados Unidos. Es que según datos del Departamento de Comercio estadounidense, los residentes del país vecino gastaron casi 5 mil dólares por persona en 2010.

Mientras Estados Unidos y Europa luchan contra la recesión, Brasil disfruta de una situación inmejorable. Es la segunda del continente americano por detrás de EE.UU., mientras que se ubica sexta en el mundo.

Así, su clase media gana entre 1.610 y 6.940 reales (2.898 y 12.492 dólares) y 20 de sus 192 millones de habitantes son millonarios, es decir el 10% de la población. Además hay que tener en cuenta que, desde 2003, 30 millones de brasileños han ascendido a la clase media.

Por eso a la hora de comprar eligen Estados Unidos. Hoy el país carioca cuenta con un real fuerte -un dólar vale 1,82 real-. Sus principales destinos en Estados Unidos son Miami y Nueva York. Lo que más demandan son los artículos de lujo así como los últimos en tecnología. Otra de las causas que motivan estos viajes son los parques temáticos.

En este contexto, el Banco Central de Brasil estima que en 2011 sus habitantes gastaron más de u$s 20 millones en viajes internacionales, un 22% más que en 2010. Los brasileños se sienten como en casa, por lo que los gastos son más que generosos. Esto ha generado que los comerciantes estadounidenses contraten empleados que hablan portugués para comunicarse de manera más fluida con este público que está en crecimiento.

El real también ha ayudado a resucitar el mercado inmobiliario en Miami, que hasta el momento estaba muy parado. «Los brasileños han comprado el 10% de las viviendas del sur de Florida», explicaron desde la Embajada de Brasil en Estados Unidos al diario El País. Muchos otorgan, además, el servicio de expertos para decorar las viviendas.

Un dato no menor es que el número de visas concedidas a brasileños que quieren entrar a Estados Unidos aumentó un 62% en marzo respecto del mismo mes de 2011, informó la embajada norteamericana en Brasilia. En total, los consulados estadounidenses en Brasil concedieron visas a 115.269 brasileños. El dato se conoce al tiempo que la presidenta Dilma Rousseff viajó a Estados Unidos para una visita oficial con su par Barack Obama.

En el primer trimestre de este año, el aumento de visas fue del 56% respecto del mismo período de 2011. Según relevó la agencia ANSA, Obama ordenó en enero al Departamento de Estado agilizar en un 40% la capacidad para la emisión de visas a brasileños y chinos. Esto se debe a que Brasil se ha convertido en los últimos años en uno de los principales proveedores de turistas y de viajeros que hacen compras en Estados Unidos.

Desde 2007, el pedido de visa para no inmigrantes subió un 230%.

En 2010 el consulado en San Pablo emitió 319.000 visas, un récord para una sección consular estadounidense en el mundo. Estados Unidos es el segundo socio comercial de Brasil.

El Gobierno estadounidense estudia eliminar la obligación de visado para turistas de determinadas naciones entre las que se encuentran tanto Brasil como China. Hasta ahora, sólo 36 países, España incluida, tienen un acuerdo al respecto con Estados Unidos.

Dejá tu comentario