“Buonanotte evoluciona dentro de lo previsto”

Edición Impresa

El volante de River Diego Buonanotte, que se accidentó gravemente el sábado en la localidad de Arribeños, evoluciona bien, aunque permanece internado bajo observación en terapia intensiva, según informó el médico del club, Horacio Cavallieri, en el parte difundido ayer.

«El chico está estable y evoluciona dentro de lo previsto. Está compensado, pero seguimos expectantes», indicó desde la puerta del sanatorio Los Arcos, en Palermo, donde el de Teodelina se encuentra hospitalizado desde anteanoche.

Cavallieri subrayó que estas primeras 72 horas son de riesgo y que preocupa la contusión pulmonar que sufrió el joven, aunque no se registran fracturas en la zona de las costillas.

«Hay muchos factores que permiten ser optimistas. Es una persona joven, sin enfermedades asociadas», señaló. Y se animó a anticipar que la recuperación de Buonanotte podría demorar unos siete meses, con el apoyo terapéutico necesario para estos casos.

A raíz del accidente, Buonanotte sufrió fracturas de húmero y de clavícula. No obstante, la lesión que más preocupa a los médicos es la contusión que afectó uno de sus pulmones cuando se golpeó con el volante del auto que conducía.

Según señalaron los médicos que lo atienden en el sanatorio, la contusión «puede evolucionar para bien o también se puede complicar y es por eso que se sigue con atención el progreso de la lesión».

Por su parte, los tres amigos del futbolista que fallecieron en el trágico accidente automovilístico fueron sepultados ayer por la mañana en el cementerio de Teodelina, de donde eran oriundos y residían. Los restos de Alexis Fulcheri y Emanuel Melo, de 21 años, fueron velados en la sede de la Cooperativa de Agua Potable de Teodelina, mientras que los de Gerardo Suñé, de 24, fueron despedidos en una cochería privada.

Dejá tu comentario