Buscan desplazar a directivos que pagaron “coimas”

Edición Impresa

El Gobierno pedirá que los integrantes de las empresas que resulten involucrados en casos de corrupción den un paso al costado. Remarcó que no castigará a las empresas.

El Gobierno busca dar seguridad de continuidad de la obra pública tras el impacto de la causa de los "cuadernos", y ayer, distintos funcionarios remarcaron que para la administración de Mauricio Macri las empresas no son lo mismo que los empresarios. Con esa lógica, buscará que sean desplazados los ejecutivos que pagaron coimas, tal como confesaron en la causa judicial de los "cuadernos" que lleva el juez Claudio Bonadio.

Así, el Gobierno pedirá que "den un paso al costado" a los directivos de empresas contratistas del Estado que estén involucrados en hechos de corrupción como el pago de coimas a funcionarios. Ayer mismo, el Gobierno remarcó que no habrá sanciones a las "empresas", pero que separa las personas en ese caso.

La medida la anunció ayer el procurador del Tesoro de la Nación, Bernardo Saravia Frías, en el marco de la decisión de continuar con las obras públicas con el sistema PPP. El funcionario se refirió a la "causa de los cuadernos" que investigará los sobornos que se habrían producido entre 2008 y 2015 de la administración kirchnerista.

El procurador dijo que el Gobierno buscará "separar" las responsabilidades de las empresas respecto de algunos eventuales actos ilícitos -como el pago de coimas- que hayan cometido sus directivos, por lo cual pedirá el paso al costado de éstos sin que implique sanciones para la firma.

"Si hay una cuestión que tenemos clara, es que aquellas personas físicas que tengan o se encuentren penalmente responsables, sea por adherir a la calidad de arrepentido o sea porque la Justicia así lo determina, deberán dar un paso al costado en su rol de socios estratégicos o directores en las empresas que desean continuar realizando obras públicas", explicó Saravia Frías.

El procurador además aseguró que "no habrá favoritismo" con ninguna empresa.

"Lo que estamos proponiendo como Gobierno es un nuevo marco ético y de transparencia. Es un conjunto de reglas de juego que van a aplicar no solamente a la obra pública, sino ya y de manera inmediata al sistema de contratación público privada", dijo el funcionario. En la misma sintonía se expresó ayer el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien habló de la recuperación del dinero embargado en causas de corrupción (ver nota aparte).

Saravia Frías insistió con que si hay una responsabilidad penal bajo un proceso judicial, estas personas físicas "van a tener que dar un paso al costado" en los directorios de las compañías, y aclaró que esto "no es imposible".

"Es posible y lo vamos a implementar en el proceso de financiamiento. Son condiciones precedentes bajo un préstamo. Esto va a ocurrir. Tengan la certeza. Habrá que considerar caso por caso", aseveró.

Distintos mecanismos espera aplicar el Gobierno para garantizar más transparencia en las contrataciones tras el impacto del caso de los cuadernos. Entre otras cuestiones, se buscará implementar más exigencias a las empresas para la implementación de normas de éticas y de integridad, y el monitoreo del efectivo cumplimiento de éstas, explicó Saravia Frías.

El funcionario participó de una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; y el presidente del Banco Central, Javier González Fraga, durante el anuncio de la creación de fideicomisos para la continuidad de distintas obras (ver nota en pág. 6).También estuvieron la Secretaria de Obras del Ministerio de Transporte de la Nación, Manuela López Menéndez; y el subsecretario de Participación Público Privado del Ministerio de Hacienda, José Luis Morea.

Dejá tu comentario