Cinco lugares de playas, famosos por su belleza

Edición Impresa

Turismo por el extranjero: El gusto de andar por el mundo tiene múltiples posibilidades, desde un circuito cercano que va del tradicional viaje al Uruguay o a Chile, hasta cualquier lugar de Brasil que pareciera dar por su clima tropical un sentido de reales vacaciones; tiene, a su vez, mayor nivel decidirse por el Caribe, denominación que en- globa desde Colombia y Venezuela hasta Miami, porque ir a Estados Unidos es visitar Nueva York o en la Costa Oeste Los Angeles, Las Vegas y San Francisco. Y Europa, destino siempre idealizado, que en los últimos tiempos se había vuelto difícil por el valor del euro, ahora con la crisis que padecen algunos países pareciera abrir oportunidades a los viajeros. Ofrecemos datos de un conjunto de lugares para disfrutar en el exterior.

El carnaval, la música, las ciudades fascinantes, los distintos festivales, la tropicalidad y el sincretismo, Brasilia y el Mato Grosso, San Pablo y Río de Janeiro, son entre otros muchos los atractivos de Brasil, y no se puede dejar de destacar sus incontables playas que parecen estar destinadas a ofrecer un verano permanente, una constante propuesta a vacacionar. Entre esas multiplicidad de playas seleccionamos cinco que por distintas razones han demostrado ser del gusto de muchos argentinos.

Maceió

La tropical capital del estado de Alagoas atrae al turismo por las bellezas de sus playas: Jatiúca, Gunga y Frances, que está muy de moda, Pajuçara de donde salen jangadas -balsas con velas- que llevan a las famosas piscinas naturales. Hay un sinnúmero de playas y playitas atractivas. Es imperdible Peroba, rodeada de coqueiros, en el límite con el estado de Pernambuco. Maceió posee gran diversidad cultural y ofrece varias opciones de recreación y zonas de negocios. Vale la pena visitar lugares tales como el nuevo Centro Cultural y de Exposiciones de Maceió en el barrio de Jaraguá.

A Maceió se llega directamente al Aeropuerto Internacional Zumbi dos Palmares.

Espelho

Esta playa exótica localizada entre los poblados de Trancoso y Caraíva, la playa de Espelho (o Curuípe) es considerada como una de las más encantadoras del sur de Bahía. Perfecta por naturaleza y bucólica por vocación, tiene aguas azules que forman piscinas naturales. Los bares y restoranes en la playa ofrecen drinks, jugos de frutas, frutos de mar, y platos típicos de la cocina de Bahía. Las noches de luna llena su brillo sobre el mar crea un paisaje inolvidable. Cuando el mar está bajo son fantásticas las caminatas a las playas vecinas de Setiquara, Praia do Outeiro, Jacumá. Una buena opción de alojamiento es en Trancoso o Arraial dAjuda. En Trancoso, que es un pueblo para visitar con su feria artesanal y sus negocios de todo tipo, los espíritus más selectivos o los de emprendimientos corporativos suelen asentarse en el Club Med.

Tenga en cuenta que el aeropuerto más próximo es el de Porto Seguro, y desde allí tiene muchos medios terrestres y náuticos que llevan a Trancoso.

Porto Belo

Nació hace décadas como una aldea de pescadores. Hoy es uno de los sitios más concurridos del sur del Brasil. Una península bordeada de playas y poblada de sierras verdes cubiertas de bosques. Las playas de Bombas y Bombinhas, por ejemplo, son óptimas para nadar o para el buceo. Mariscal y Quatro Ilhas son de grandes olas que atraen a surfistas de todas partes. A las playas Caixa dAço y Estaleiro se llega a pie, y están encerradas entre colinas lo que es garantía de tranquilidad, mar celeste y arenas claras. A la Ilha de Porto Belo se la puede visitar en imperdibles paseos de barco.

Porto Belo está ubicado en el norte de Santa Catarina, estado del sur de Brasil. Desde Florianópolis, la capital del estado, hasta Porto Belo son 65 kilómetros. Y a Florianópolis, como verá de inmediato, se llega fácilmente por avión.

Florianópolis

Un lugar que ya conocen muchos argentinos. Es, con sus decenas de playas para todos los gustos, el principal destino turístico del sur de Brasil. La capital del estado Santa Catarina está ubicada en la isla del mismo nombre. A Floripa, como se la llama coloquialmente, se le apoda «Isla de la Magia» debido a que allí se refugiaron varios alquimistas durante el período colonial tanto español como portugués. La isla tiene varias playas atractivas y amplia oferta de alojamiento, algunas de las más visitadas son Jurerê Internacional, Canasvieiras e Ingleses al norte de la isla. Se puede elegir entre el surf de Mozambique y Joaquina, la vida nocturna de la Lagoa da Conceição y los vestigios arqueológicos de la increíble isla de Campeche, cuyo mar turquesa pelea posiciones con el del nordeste más preciado.

Estos datos son sólo algunos para empezar a recorrer la mágica isla a la cual la mejor manera de llegar es por avión al aeropuerto de la ciudad, que lleva el nombre de Internacional Hercílio Luz, desde San Pablo o desde Porto Alegre. Los buses que salen desde San Pablo son confortables y una opción más económica.

Ilha Grande

La «Isla grande» es un lugar asombroso, lleno de bellezas naturales, situada en el municipio de Angra dos Reis. En el pasado esta bella isla fue invadida por piratas y sirvió de ruta para el tráfico de esclavos, y luego escenario de muchas historias interesantes que son parte de su atractivo. En 2007 fue elegida una de las Maravillas de Río de Janeiro y quedó en segundo lugar, detrás del Pan de Azúcar. El lugar de mayor estructura turística es Vila do Abraão, considerada capital de la isla, donde se encuentran hoteles, posadas, restoranes y barcos de paseo que salen hasta la playa de Pouso. Hay otros itinerarios clásicos, a distintas playas: a la verde Aventureiros y Parnaioca (una de las salidas más alejadas), Lagoa Azul, Lagoa Verde y Japariz. Menos frecuentes son las excursiones a Cachadazo o Dois Rios, y menos aún la vuelta completa a la isla.

Dejá tu comentario