Clásico: preocupa a inversores inflación y proteccionismo

Edición Impresa

Santander - Aun con un discurso de un optimismo elevado sobre el futuro económico de la Argentina, la inflación y el proteccionismo son los riesgos más importantes que encuentran hacia adelante los analistas, empresarios y banqueros reunidos ayer en esta ciudad, en el marco de la IX Asamblea Santander-América Latina.

En el Palacio de la Magdalena, un edificio construido en 1909 donde veraneaban los reyes de España y donde hoy funciona la Universidad Menéndez y Pelayo, comenzó ayer un encuentro destinado a debatir el futuro de Latinoamérica en momentos en que la economía europea se encuentra en plena crisis.

El titular de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias, dio el puntapié inicial. Por un lado, dijo que la capacidad de reacción de América Latina a esta última crisis con impacto internacional la mantuvo aislada de un cimbronazo como el que se sintió en otras partes del mundo. «Hoy América Latina es parte de la solución y no del problema», resumió y previó que a partir de ahora «los países de la región entrarán en un período donde habrá más Gobierno y menos mercado, con el riesgo que significa que haya un mercado tan malo como un Gobierno puede serlo». Pero a la vez, advirtió que habrá «rebotes proteccionistas peligrosos» y que tanto éstos como la inflación son los mayores problemas que se enfrentan en algunos países de la región.

Por su parte, el director general de la División América del Santander, Francisco Luzón, aseguró específicamente para la Argentina que «la inflación es un problema muy grave y preocupante. Es un impuesto no autorizado y es el que más pobreza y desigualdad crea. Si la Argentina quiere sostener el crecimiento, debe detener el aumento de la inflación». Aun así, dijo que se están tomando medidas, como la corrección del INDEC, que mejorarían las expectativas que son las que definen la evolución de la suba de precios.

Otro de los expositores del encuentro fue el presidente de AGD y vicepresidente de la UIA, Miguel Alberto Acevedo. El empresario aseguró que «hoy en la Argentina se ve a las empresas como concesiones, que se pueden quitar. Y no se piensa en que hay activos, accionistas, propietarios». Además, señaló que se desperdician recursos que deberían estar orientados a ampliar las posibilidades de exportación. El tema lo toca de cerca, ya que el conflicto con las ventas de aceite a China y a Europa perjudicó a todas las empresas del sector. «Para consolidar el gran crecimiento que se está dando en la Argentina y que es realmente muy grande, hay que quitar trabas al comercio exterior y presión tributaria», dijo.

Aun con los riesgos que representa la inflación, Luzón señaló que todos los indicadores económicos de la Argentina son positivos para analizar las proyecciones y los planes de negocio del banco. Agregó que aunque no hay un horizonte claro en las políticas económicas y esta incertidumbre puede hacer que no se crezca al 7%, el país crece al 4%, lo que igualmente es una tasa muy importante.

El Banco Santander tiene hoy en la Argentina una participación del mercado de casi un 11%, con dos millones de clientes. Luzón dice que para crecer en el país no es tan necesario ampliar su «porción de la torta», sino el mercado general. Esto sería posible a través de una mayor bancarización.

Dejá tu comentario