Closs busca su reelección el domingo en Misiones

Edición Impresa

Misiones (enviado especial) - Con un fuerte apoyo de la Casa Rosada que incluyó la reciente visita de Cristina de Kirchner, el gobernador Maurice Closs buscará su reelección el próximo domingo en la provincia.

De su mano, el Frente Renovador que encabeza el mandatario -prácticamente con el camino allanado- aspira a cosechar su tercera victoria consecutiva desde su intempestivo nacimiento en 2003.

Además del máximo cargo provincial, se renovarán 20 diputados provinciales, 7 suplentes, intendentes y concejales en los distintos municipios.

Con 700.000 electores, Misiones representa el 2,3 por ciento del padrón nacional y se espera que voten efectivamente alrededor de 500.000 personas.

En diciembre último Closs había asegurado que no adelantaría los comicios provinciales. Sin embargo, a comienzos de este año modificó esa decisión por recomendación de la Casa Rosada, con la intención de abonar la teoría de la victoria anticipada de la jefa de Estado rumbo a las elecciones presidenciales del 23 de octubre.

Las encuestas locales auguran a priori un contundente triunfo del gobernador misionero, quien realizó muy pocos actos públicos y se dedicó en cambio a recorrer el interior de la provincia sin asomarse prácticamente por la capital, Posadas, hasta el acto de cierre en el Centro del Conocimiento.

Entre las filas de la oposición, frente a este escenario, levantó sus acciones la pelea por el segundo lugar, un premio disputado, ya que

los principales competidores, Luis Viana (PJ-FpV), Luis Pastori (UCR) y Claudio Wiplinger (Progreso y Trabajo), consideran -cada uno a su modo- que polarizan la elección con el Frente Renovador.

El otro candidato kirchnerista y actual senador nacional, Viana, hace equili-brio entre su acérrima opo-sición a Closs y su coqueteo con la Casa Rosada, que le costó un quiebre interno del FpV provincial. Una pobre elección podría repercutir en los pasillos de Balcarce 50.

Por su parte, Pastori recibió esta semana el apoyo del candidato presiden-cial de Unión por el Desarrollo (acuerdo UCR-Francisco de Narváez), Ricardo Alfonsín, con quien realizó una amplia recorrida por el interior de la provincia aunque tuvo que regresar de apuro debido al mal tiempo que azota hace días a Misiones.

El radicalismo se recuperó de la estampida que encabezó el exradical Closs al decidir conformar su actual partido y se entusiasma con recuperar algunas intendencias.

En tanto, Wiplinger, actual diputado provincial y empresario del transporte, viene de una traumática separación del PRO de Mauricio Macri -comandado a nivel provincial por Ramón Puerta, que no presentó candidatos- y acordó una alianza de último momento con el dirigente camionero Adolfo Velázquez, quien rompió con PJ local tras la proclamación de Viana.

El dirigente de Trabajo y Progreso -según algunos sondeos- podría ser la sorpresa de esta elección y dar el batacazo de quedarse con el ansiado segundo lugar.

Puja interna

En paralelo, y aunque se encargó de aclarar que mantienen «una sólida relación», en la principal ciudad de la «tierra colorada» el manda-tario dirime una puja interna con su socio político, el exgobernador Carlos Rovira, ya que por la polémica ley de lemas ambos apoyan a distintos candidatos a la intendencia dentro del Frente Renovador, que incluye a exradicales y exjusticialistas.

Por un lado, Closs alentó la postulación del también exradical y actual ministro de Desarrollo Social, Joaquín Losada (hijo de Mario, exsenador) contra la reelección del actual intendente Orlando Franco, fuertemente apoyado por Rovira.

De esta manera, la administración de la capital provincial se dirimirá en los hechos entre dos hombres del mismo partido.

Dejá tu comentario