Cobrarán en una semana segundo aumento del gas

Edición Impresa

El Gobierno estableció ayer que en cinco días hábiles las distribuidoras de gas deberán empezar a facturar a los usuarios el cargo para cubrir el gasto en importaciones del hidrocarburo. La medida será retroactiva al 1 de noviembre y sería cobrado en 2 o 3 cuotas según la fecha de cierre de la factura.
El alcance de la suba, que fue reglamentada por el ministro Julio De Vido, depende del nivel de consumo, pero considerando sólo el valor del metro cúbico de gas éste acumulará incrementos (al sumar el alza anterior ya en aplicación desde mediados de enero) del 72,2% al 260% para los hogares con consumos superiores a 1.000 metros cúbicos anuales.
El primer aumento correspondió a un ajuste del precio del gas que perciben las productoras y cubre también la rebaja de precio que esas empresas aceptaron realizar en la llamada garrafa social.
El precio del gas constituye hasta ahora alrededor del 30% de la factura final, pero al subir el valor del hidrocarburo en sí mismo y al sumársele el cargo, la proporción puede ser mayor. Esto es así porque en las distribuidoras de gas -con excepción de Gas Natural BAN que opera en la zona norte del Gran Buenos Aires- todavía están pendientes incrementos del 10% al 30% para los segmentos correspondientes al transporte troncal y la distribución por redes del producto.
Por otra parte,los aumentos implican una suba proporcional del IVA e impuestos provinciales y municipales, porque el cargo para cubrir importaciones se considera «tarifario» y no impositivo.
La resolución 615 del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) publicada ayer en el Boletín Oficial, salió al cruce de la posibilidad de que los consumidores rechacen pagar el cargo. Así, establece que «para el caso en que se efectúen cobranzas parciales de una factura, el pago a cuenta deberá ser imputado proporcionalmente a cada uno de los conceptos incluidos en la factura».
Asimismo, la norma estableció que «la morosidad en la cancelación del cargo, tendrá el mismo tratamiento que se prevé para situaciones similares relativas a la prestación del servicio». Dicho de otra forma, se cobrarán intereses por mora y se podrá llegar al corte del servicio.
En Capital Federal y Gran Buenos Aires, los nuevos cargos a cobrar son:
c Hogares con consumo anual hasta 1.000 metros cúbicos: están eximidos. Sólo tienen una suba que ya se está facturando, del 8,9% en cada metro cúbico.
c Hogares con consumo anual de 1.001 a 1.250 metros cúbicos: $ 0,05 por metro cúbico, lo que arroja una suba del 72,2% para la unidad sumando el incremento anterior.
c Hogares de 1.251 a 1.500 metros cúbicos: $ 0,135 por metro cúbico, acumulando un aumento por unidad del 131,39%.
c Hogares con consumo anual de 1.501 a 1.800 metros cúbicos: $ 0,19 por unidad, llegando a un incremento total del 204,6%.
c Hogares con consumo anual superior a 1.800 metros cúbicos: $ 0,27 por metro cúbico, totalizando un ajuste por unidad del 260%.
En pesos, para la industria y el comercio, el cargo para cubrir importación es menor que para los hogares. Es de $ 0,0205 para los establecimientos pequeños y medianos con consumos inferiores a 180.000 metros cúbicos anuales, y de $ 0,039 para las plantas que consumen más de ese nivel.
En el caso de los grandes usuarios que les compran directamente a las petroleras,
el cargo tarifario será de
$ 0,0492, siempre tomando los valores para Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Dejá tu comentario