Cómo será el default

Edición Impresa

A quien escribe esta columna le aburren soberanamente los economistas que se la pasan hablando del "deber ser" de la (macro) economía. Somos gente de mercado y lo que nos interesa es lo que sucedió -para aprender- y lo que más factiblemente puede llegar a pasar. En las columnas del 12 al 18 de enero, en plena euforia bursátil, advertíamos a los lectores, sobre la inminencia de una nueva crisis financiera antes de fin de año. Desde enero de 2007 que no publicábamos un alerta similar. No nos equivocamos entonces, no nos equivocamos ahora. Lo que vivimos en estos días es una clara cuestión de falta de confianza en el proyecto económico y social argentino (esto va más allá de la eventual recuperación del precio de los activos financieros, que veremos en su momento). El Gobierno, cerrado cada vez más sobre sí mismo, cree que con anuncios rimbombantes y/o medidas políticas -tipo pactos sectoriales, etc.- podrá recuperar lo que perdió, algo posible, pero no probable. La confianza se construye día a día y bien desde abajo. Un acto chiquito, como aceptar pagar el costo político de no sancionar el aborto gratuito, resulta ser mucho más significativo que un proyecto de presupuesto para 2019 "razonable y consensuado" pero que no pasa de ser un cumulo de promesas a ser rotas. No somos auspiciosos, el 11 de mayo alertamos de la continuación de la crisis financiera a pesar del acuerdo con el FMI (y el 22 de junio que la calificación a "Emergentes" no cambiaba y en todo caso exacerbaba el escenario negativo), pendiente de si el ejecutivo optaba por "el bronce" y sus costos, o por continuar con las miserias del electoralismo. El oficialismo y sus amanuenses vienen insistiendo en la imposibilidad de un nuevo default. No sabemos si se dará o no, pero que es posible es bien posible, basta que como en el pasado- se "patinen" las reservas defendiendo el peso, al punto de quedarse sin efectivo con que pagar la deuda. Amen. Julio arrancó con el Merval cediendo 2.84% a 25.298,04 puntos (en lo peor caía 4.95%). El volumen, $1.297 millones, partidos en 14 cierres alcistas, 3 sin cambio y 72 en baja, tuvo como ejes al Galicia (-1.21%) con $169 millones, YPF (-3.67%) con $139 millones y ByMA (-1.49%) con $109 millones. Estrelladas: Gas Cuyana (-8.19%), VALO (-7.67%) y Mirgor (-7.46%), lo menos malo, el Supervielle (2.84%), COME (2.19%) y TGS (-0.36%). En el "rush" final: COME, TGS, CEPU (-0.7%), METR (-2.68%), LOMA (-3.13%), TRAN (-5.99%) y EDN (-7.09%).

Dejá tu comentario