17 de marzo 2011 - 00:00

Con carácter, Del Potro sigue sorteando obstáculos

Robredo es asistido por el trainer por una molestia en el aductor izquierdo en pleno partido ante Querrey. Al lado, Del Potro festeja una victoria ante Kohlschreiber. El español y el tandilense se verán las caras en cuartos de final.
Robredo es asistido por el trainer por una molestia en el aductor izquierdo en pleno partido ante Querrey. Al lado, Del Potro festeja una victoria ante Kohlschreiber. El español y el tandilense se verán las caras en cuartos de final.
El Masters 1000 de Indian Wells (u$s 3.645.000, dura) avanza y Juan Martín del Potro no se queda atrás. Cada vez más cerca de su mejor versión, aquella que lo ungió como campeón del US Open en 2009, el tandilense continúa con su evolución tenística, encadenando triunfos tras su retorno a las canchas después de un año ausente. Por los octavos de final del certamen estadounidense, «Delpo» alcanzó su noveno éxito consecutivo, al derrotar al alemán Philip Kohlschreiber por 7-6 (3) y 7-6 (7) y avanzar a cuartos de final, donde enfrentará al español Tommy Robredo, que pese a molestias físicas venció por 6-1 y 6-3 al local Sam Querrey.

Ante el alemán, Del Potro no jugó su mejor partido. No obstante, le alcanzó con su mentalidad ganadora para imponerse en los tramos decisivos del match. Estuvo certero en el tie-break del primer set y, en el segundo levantó cinco set points -dos con el servicio de Kohlschreiber- para sellar su pasaporte a la próxima fase tras dos horas y 21 minutos. Con una gran efectividad de puntos ganados con el primer servicio (83%), más los 12 aces, el ex N°4 del mundo marcó diferencias. Pese a que contaba con un quiebre a favor en el segundo parcial, el alemán se despabiló: se adueñó del saque del tandilense en el séptimo game y forzó el tie-break. En esa instancia, en la que algunos titubean, la «torre de Tandil» no falló y liquidó el pleito.

Robredo, con molestias

«Espero que no sea nada y pueda recuperarme». En su triunfo ante Querrey, Robredo padeció molestias en el aductor izquierdo, pero no le impidió terminar el duelo aun con el peligro de que la lesión se agravara. «Corría el riesgo de romperme, pero vivimos de esto, de momentos así. Poder estar en cuartos... era preferible apurar hoy (por ayer) y tal vez no jugar en Miami. Espero que no sea nada y pueda recuperarme; en estas rondas vale la pena hacer este esfuerzo», dijo el español. «Claro que vi que podía peligrar el partido; sabía que si perdía el segundo set iba a perderlo. Por suerte pude mantener el saque tras la lesión y con 3-3 el cuarto era a todo o nada. Ahí creo que estuvo el partido», agregó el campeón del ATP de Buenos Aires en 2009. «Me siento muy bien, pero Del Potro es muy bueno y viene otra vez fuerte después de un año con lesiones. Es un jugador top 10 o top 5. Ahí estaremos dando todo desde el principio», concluyó.

Dejá tu comentario