24 de diciembre 2013 - 11:00

Confirmaron otra tanda de créditos productivos (ahora también viviendas)

En la reunión que mantuvieron ayer en Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, explicaron ayer finalmente a los banqueros las principales características que tendrá la renovación de los créditos productivos que aprobará el jueves el Banco Central. A partir del 1 de enero próximo, deberán desembolsar unos $ 22.000 millones adicionales en líneas para financiar proyectos de inversión de empresas (una mitad para pymes) de al menos tres años de plazo o para la compra de viviendas de individuos no menor a los 10 años. La colocación se hará, esta vez, a una tasa fija levemente superior a la actual, del 17,5% anual (hasta hoy era del 15%), cuando la beneficiaria sea una pyme. Pero podrán pactarla libremente con la contraparte cuando lo otorguen a una compañía de primera línea. La mayor novedad está en que, a partir de ahora, los bancos podrán invertir una parte de la mitad que antes estaba destinada a grandes empresas a la colocación de créditos para la vivienda, siempre y cuando el plazo mínimo sea mayor a 10 años, y la tasa pactada sea del 17,5% el primera año y Badlar más tres puntos básicos (hoy: 25% anual) en el resto del plazo, pero ajustado por el coeficiente de variación salarial (CVS).

Kicillof adelantó que la línea de crédito para la inversión productiva del BCRA cerrará este año con $ 52 mil millones de crédito para los sectores productivos. Y que "el año que viene se va a ampliar en el primer semestre en 22 mil millones de pesos, y al cabo del año esperamos alcanzar los 100 mil millones de pesos de crédito a tasas razonables para sectores productivos", aseguró.

Los destinos establecidos por el Central para estas líneas productivas son la ampliación de capacidad productiva, la ampliación de capacidad de exportación, el incremento del empleo formal, la sustitución de importaciones, inversión en bienes de capital y las obras de infraestructura.

La norma también incluirá una deducción adicional de la exigencia de efectivo mínimo (encaje) por las financiaciones otorgadas a las pymes conforme a este nuevo cupo, tal como ya se establece en la actualidad, "cuando el plazo sea superiora los cinco años, por hasta un porcentaje a establecer en función de su efecto monetario".

Dejá tu comentario