Contrapuntos en clima y precios

Edición Impresa

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona sudeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2013. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Las abundantes lluvias caídas en el mes de agosto aún complican a los campos ubicados entre ruta 226 hacia la cuenca del Salado. Desde esta ruta hacia la costa, el agua tiene una mayor escorrentía y la situación mejoró.

La contracara de la lluvia es que hay muy buena humedad en el suelo y los cultivos de cosecha fina evolucionan muy bien. El área de trigo cayó respecto de la última campaña, y creció el área de cebada. A pesar de los altos precios del trigo, es complicada aún la comercialización. Muchos productores han optado por entregarlo en canje por insumos para la nueva cosecha. Sólo el trigo de calidad es demandado por los molinos.

Las proyecciones a cosecha del cuadro adjunto muestran resultados interesantes para el trigo. Las proyecciones, sin embargo, son nominales, pues el área de trigo en más baja, y sólo los productores que han concretado ventas a futuro con forward han podido capturar estos precios. Con los trastornos que genera un mercado intervenido está por verse que en el momento de la cosecha aparezcan los compradores por mercadería física a estos precios, o que se otorguen en tiempo y forma los cupos para descarga de los contratos pactados.

En cuanto a los granos gruesos, y para el rango de rindes altos, el maíz muestra el resultado neto más alto, seguido por la soja de 1ª. En el rango bajo de rindes, la soja muestra la mejor proyección.

A pesar de las perspectivas el maíz se sembrará mayormente en campos con suelo profundo, sin problemas de tosca, y en campos mixtos, para la alimentación de hacienda. Las fichas están puestas mayormente en la soja 1ª, que le quitará área también al girasol, cuya producción se complica cuando hay proyección de un año Niño.

En campo arrendado casi nadie sembró trigo, ya que durante todo el primer semestre el diferencial entre FAS teórico a cosecha y el FAS de mercado no daba para sembrar. Entre la soja y el maíz,, salvo en campos con suelo profundo y buen potencial, se sembrará mayormente soja, que requiere además menos inversión por hectárea que el maíz.

Los precios, en tanto, seguirán el ritmo del clima. Con stocks tan tirantes frente al doble fracaso en la cosecha de Sudamérica y de EE.UU., los mercados estarán muy pendientes del clima y de la evolución de cultivos en Sudamérica, y es previsible una gran volatilidad.

Dejá tu comentario