Corrientes también se baja de Pacto Fiscal

Edición Impresa

Corrientes - Como ya lo hizo Córdoba en agosto pasado, la Cámara de Diputados correntina convirtió en ley la renuncia al Pacto Fiscal federal de 1992, por el cual quedó habilitado el recorte del 15% en la coparticipación que reciben las provincias, con el objeto de financiar al sistema previsional nacional.

La desadhesión a ese pacto -que ahora debe ser notificada a Balcarce 50 y a los otros mandatarios- fue motorizada por el gobernador radical Ricardo Colombi y contó previsiblemente con el rechazo de los legisladores del kirchnerista Frente para la Victoria.

La estrategia del mandatario -de tensa relación con la Casa Rosada- apunta a abrir las puertas a una pelea en la Corte Suprema de Justicia -si es que antes Nación no da una respuesta "administrativa o política"-, en pos de recuperar recursos cedidos del orden de los $ 3.500 millones en los últimos tres años.

Otros distritos también avanzan en la vía judicial para revertir ese tijeretazo -alegan que es injustificable desde la estatatización de las AFPJ en 2008- , como Santa Fe y San Luis. Pero sólo Córdoba y -ahora- Corrientes agregaron a la embestida la baja a ese convenio que las obliga a ceder parte de las transferencias.

La norma de denuncia del Pacto Fiscal fue sancionada sobre la medianoche del miércoles, luego de una votación en la cual el oficialismo -radicalismo y aliados- obtuvo 15 votos, contra 9 de la oposición que integra el kirchnerismo.

Por su parte, desde el FpV consideraron que no se puede rescindir el contrato unilateralmente y que la iniciativa impulsada Colombi -quien buscará su reelección en septiembre frente al kirchnerista Carlos "Camau" Espínola, y es el único mandatario que le queda a la UCR- "sólo tiene fines electorales".

"Lo tomamos como un chiste, no lo podemos tomar en serio porque sería un daño enorme para Corrientes", afirmó el presidente del PJ provincial y candidato a intendente de la Ciudad de Corrientes, Fabián Ríos. "El Gobierno provincial no tiene que olvidarse que tiene 2 mil millones de pesos que aún no lo están pagando porque tienen un año más de período de gracia", agregó, en referencia a la refinanciación de deudas nacional.

En esa línea, el diputado justicialista Carlos Rubín habló de "mamarracho jurídico". "Ésto no tiene ni pies ni cabeza; lo único que busca esta ley es decir que se está cumpliendo con el nuevo aliado José Manuel de la Sota, que tiene el gobernador Colombi", enfatizó.

El Pacto Fiscal en cuestión fue firmado en 1992 por todos los gobernadores y el gobierno del por entonces presidente Carlos Menem.

En agosto pasado, y en medio de una escalada de tensión política con Balcarce 50, el díscolo peronista De la Sota -también enfrentado con Cristina de Kirchner- logró que la Legislatura le aprobara la desadhesión de Córdoba a ese entendimiento fiscal, mientras batalla en el máximo tribunal fondos previsionales supuestamente adeudados a la Caja de Jubilaciones local, por $ 1.040 millones.

Dejá tu comentario