Corte porteña salvó cargo kirchnerista

Edición Impresa

La Corte porteña le rechazó a la agrupación de Pino Solanas la petición de un lugar en la Auditoría General de la Ciudad y confirmó que el kirchnerismo debe mantener esa silla en el principal organismo de control del distrito. El voto estuvo peleado en torno de la legitimidad de la conformación de los llamados interbloques parlamentarios, es decir, cuando varias bancadas actúan en la misma sintonía. En este caso, el bloque Proyecto Sur junto con el del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) reclamaron el lugar de un director de acuerdo con la cantidad de miembros de esas bancadas considerando que no le correspondía al kirchnerismo -como votó la Legislatura a fines de 2011- por haber sumado, para ser mayoría, a varios grupos de legisladores. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ), la Corte porteña, rechazó las impugnaciones contra la conformación de la Auditoría, que conduce el kirchnerismo. Proyecto Sur buscaba el lugar para el exlegislador Marcelo Parrilli (MST), puesto que actualmente ocupa el exdiputado Eduardo Epszteyn, pero el TSJ explicó que, los demandantes sostenían que la integración de la Auditoría sólo puede ser definida por los "bloques", no por los "interbloques" y que no se había respetado el régimen de mayorías ya que las normas indican que la conformación del organismo debe respetar la proporcionalidad política dentro del recinto legislativo. Los cinco jueces coincidieron en que la Legislatura interpreta la Constitución y que además en 2007 los auditores fueron elegidos por interbloques y no hubo cuestionamientos. Las conclusiones fueron en cambio divididas. La mayoría que conformaron los magistrados Luis Lozano, Alicia Ruiz y Pablo Bacigalupo entendieron que P. Sur y el MST se presentaron en la Legislatura como "interbloque", mientras que Ana María Conde y José Casás concluyeron que podía tenérselos por interbloque. Lozano sostuvo que "asiste razón a los actores en que las reglas que aplicó la Legislatura los privaron de representación" a pesar de que P. Sur más MST sumaban como para ocupar el lugar que el pleno otorgó al kirchnerismo, que formó alianza entre Encuentro Popular para la Victoria, Frente Progresista y Popular, Peronista, Nuevo Encuentro, y Solidaridad e Igualdad pero, "esa posible sobrerrepresentación obedece a estándares aplicados en 2007 que no fueron cuestionados en el lugar apropiado". Conde y Casás en cambio sostuvieron que, con base en el sistema D'Hondt, Proyecto Sur y el MST tenían derecho a incorporar un auditor, para lo cual consideraron dejar sin efecto la designación del representante del Frente para la Victoria.

Dejá tu comentario