29 de julio 2010 - 00:00

Creció un 12% en junio tráfico aéreo mundial

El tráfico aéreo mundial de pasajeros creció un 11,9% en junio pasado, en relación con igual mes de 2009. La suba implica la continuación de una tendencia que viene verificándose desde principios de este año. Sin embargo, parte de esa mejora debe atribuirse al fenómeno del Mundial de fútbol, que disparó la compra de boletos aéreos con destino a Sudáfrica y a otros destinos en África.

La información fue proporcionada por la IATA, la entidad que agrupa a las principales compañías aéreas del mundo. «La industria sigue recuperándose más rápido que lo esperado, pero con marcadas diferencias regionales», dice en un comunicado Giovanni Bisignani, su director ejecutivo. Es que el trabajo demuestra que la demanda por viajes aéreos creció en Asia el doble de lo que lo hizo en Europa.

Así, la demanda europea de pasajes se incrementó un 7,9% en junio respecto de igual mes del año pasado; en el mismo período, los asiáticos compraron un 15,5% más de tickets.

América del Norte creció un 10,8%; y América Latina, un 14,7%, lo que convierte a la región en la cuarta de mayor crecimiento interanual, superada por Asia, África (por la locomotora del campeonato de fútbol) y Medio Oriente, que tuvo una suba del 18% sobre junio de 2009.

La IATA en su informe comenta sobre América latina que «la cifra refleja una tasa de crecimiento más normal que el 23,6% registrado en mayo, cuando los resultados estuvieron fuertemente distorsionados por la epidemia de gripe A, que en la región había tenido su pico en mayo del año pasado».

Previsiblemente, el continente con mayor crecimiento en junio de 2010 fue África, donde la Copa FIFA provocó que la demanda de billetes de avión aumentara un 21,3% respecto del mismo mes de un año antes.

Todas las regiones, salvo Europa, registraron el pasado junio repuntes de dos dígitos en el tráfico de pasajeros, un ritmo que llevó a Bisignani a preguntarse: «¿Hasta cuándo?».

El comunicado agrega en boca del ejecutivo: «La confianza en los negocios permanece alta y no hay indicadores de que la recuperación vaya a detenerse en el futuro cercano. Continuamos, por tanto, con un optimismo cauto».

Ese «cauto optimismo» expresado por el empresario se basa en indicadores como la propia suba de la demanda de pasajes o lo sucedido en la importante feria del mercado aerocomercial que todos los años se celebra en la británica Farnborough.

Allí, en el marco del Salón Aéreo que se realizó hace algunas semanas se registraron más de 400 órdenes de nuevos aviones a fabricantes como Boeing, Airbus, Bomardier y Embraer por parte de los principales transportadores mundiales.

«Esto traerá beneficios medioambientales gracias a una mejora en la eficiencia del uso de combustible, pero el reto de emparejar la capacidad ofertada con la demanda será mucho más difícil», explicó Bisignani.

En línea con los datos que refuerzan las buenas perspectivas de la industria aerocomercial, IATA informó también que el pasado junio el denominado «factor de carga» -el porcentaje de ocupación de los vuelos respecto de la capacidad disponible- alcanzó un 79,8%, «un máximo histórico». Junio fue el séptimo mes consecutivo en que esta ocupación se acerca o supera el 79%. El tráfico aéreo de carga durante el pasado mes de junio aumentó un 26,5% interanual, aunque en mayo el repunte se había situado en el 34,3% interanual.

Dejá tu comentario