Cumbre hoy de ministros para cerrar contrapropuesta a Nación

Edición Impresa

• LOS TITULARES DE LAS CARTERAS ECONÓMICAS PROVINCIALES SE ECONTRARÁN AL MEDIODÍA EN LA CASA DE SALTA
Funcionarios de gobernadores volverán a reunirse para definir ajuste final. Con la caída del Fondo de la Soja sobre la mesa, emergen fin de subsidios al transporte y cambios en coparticipación del IVA.

La agenda de los ministros de Economía de las provincias para cerrar una contrapropuesta a Nación que defina el ajuste en el Presupuesto 2019 continuará este mediodía en la Casa de Salta en Buenos Aires, donde los funcionarios subnacionales llegarán con un tilde en el Fondo Federal Solidario (FFS) tras la decisión del Gobierno nacional de eliminarlo por decreto. Restará ponerse de acuerdo ahora sobre cómo completar unos $75.000 millones de recorte para alcanzar los $100.000 millones que exige la Casa Rosada.

En el cónclave oficiará de anfitrión el responsable de la cartera económica salteña, Emiliano Estrada, y habrá una decena de representantes de provincias PJ. A ellos se sumará el Frente Progresista de Santa Fe, habitué en rodeos peronistas, con la presencia del titular de Economía, Gonzalo Saglione.

Será la continuidad de la reunión de la semana pasada en la Casa de Córdoba, donde los ministros dejaron claro que apuntan a una poda que no toque fondos sociales y para obras.

El condimento extra del encuentro en la Casa de Salta será la eliminación del FFS, definida anticipadamente de forma unilateral por Nación, que causó malestar en varias provincias: el llamado Fondo de la Soja se destinaba 100% a obras y también repercute fronteras adentro en el reparto para los municipios, problema que remarcó el sanjuanino Roberto Gattoni, de la partida en la cumbre de hoy. Un tema que deberán resolver los gobernadores con intendentes (ver pág. 17).

Sin embargo, también desde los distritos señalan que el mayor enojo es por el adelanto de la medida, ya que muchos mandatarios descartaban la continuidad del FFS, pero recién a partir de 2019.

Un tema que traerá tironeos será el monto final que dejarán de recibir las provincias. Mientras que los ministros pretenden forzar $80.000 millones, la Casa Rosada no se moverá del esquema que ya planteó el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne: recorte de $100.000 millones en provincias; $200.000 millones en Nación para alcanzar el número mágico de 1,3% de déficit en 2019, tal cual lo pactado con el FMI. De hecho, cuando Dujovne presentó el power point a sus pares provinciales les ofreció como buena noticia que deberían absorber un tercio de la poda y no la mitad, como era el plan original.

De todas maneras, desde la Casa Rosada entienden que el clima está caliente y apelan a un consenso amplio para tratar el Presupuesto. En lo político, no quieren romper las relaciones (hoy tensas)que ha sabido construir Rogelio Frigerio, ministro del Interior. En lo fáctico, toda iniciativa que pase por el Congreso requiere acuerdos de Cambiemos con las otras fuerzas para alcanzar mayorías parlamentarias.

De todos modos, los ministros no harán planteos sobre el FFS y ya lo tachan de la lista. Por el sondeo que realizó Ámbito Financiero en distintos despachos provinciales, hay un acuerdo mayoritario en que el mal menor será un tijeretazo en los subsidios al transporte, poco más de $40.000 millones. En ese caso, el mayor peso caerá sobre Buenos Aires y CABA, de los macristas María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, que por supuesto no tendrán silla en la mesa de la Casa de Salta. Varias provincias se vienen adelantado a esta posibilidad con esquemas progresivos de aumentos para que el impacto sea gradual. Y, como se sabe, las tarifas para porteños y bonaerenses siguen atrasadas respecto al resto del país.

El saldo restante podrá provenir de una cambio en la coparticipación del IVA, una sugerencia que hizo la Casa Rosada y que encontró eco porque no compromete obras ni fondos para programas sociales. "Aumentaría la asignación de IVA a la Anses entre 5% y 8%", dijeron a este medio funcionarios cercanos a Frigerio. Hoy a ese organismo se gira el 11% de lo recaudado por ese impuesto. El 89% restante se distribuye entre Nación y las provincias. El monto en ese caso ronda los $35.000 millones. Con lo cual, el esquema de hacha al FFS, subsidios al transporte y cambios en coparticipación al IVA podrá redondear la contrapropuesta. Al margen de la conformidad que deberán prestar los ministros, los cambios en IVA tienen una traba: no alcanza con un decreto, ya que la modificación tiene que realizarse necesariamente por ley.

Tras reunirse en la Casa de Salta los funcionarios provinciales tienen planeado dirigirse a otro encuentro, esta vez en la Comisión Federal de Impuestos, de corte técnico y sin el ajuste en centro de la agenda. Aunque este encuentro podría también postergarse para el martes postferiado.

Dejá tu comentario