4 de abril 2013 - 00:00

Cumbre PJ anti-K hace foco en Buenos Aires

José Manuel de la Sota
José Manuel de la Sota
El tridente del peronismo no kirchnerista que encabezan José Manuel de la Sota, Hugo Moyano y Roberto Lavagna hará foco en la provincia de Buenos Aires de cara a la cumbre de dirigentes que organiza para fin de mes en la Capital Federal. La ausencia de un líder inobjetable dentro del PJ disidente encendió las luces de alarma en este sector que debió reprogramar el encuentro debido a la crisis desatada por las inundaciones.

De la Sota se comunicó el martes por la noche telefónicamente con Daniel Scioli para expresar su solidaridad y ofrecer auxilio a los habitantes bonaerenses. Tanto el gobernador cordobés como el jefe de la CGT y el exministro de Economía se ilusionan con la presencia de representantes de Scioli y también de Sergio Massa en la reunión que realizarán para emitir un diagnóstico político del armado electoral de cara a los comicios legislativos de octubre. Este pelotón sabe que Scioli se mantendrá dentro del cristinista Frente para la Victoria y, hace dos semana en Tigre, el intendente de esa localidad dejó en claro que nadie definirá los tiempos de su agenda para forzarlo a anunciar una candidatura a diputado.

Queda así descartada la envergadura nacional del encuentro que organizan De la Sota, Moyano y Lavagna, así como una virtual entronización del gobernador santacruceño Daniel Peraltta, quien acaba de retener el PJ de su provincia frente a la agrupación ultrakirchnerista La Cámpora. Acotada a lo bonaerense, en la previa de esa reunión que aún no tiene fecha cierta el peronista conservador Francisco de Narváez emerge como el único que ofrece certezas, al menos, en cuanto a candidaturas confirmadas. "Si Massa se decidiera a jugar, seguramente el peronismo iría detrás de él como principal candidato, pero no hay ningún indicio por ahora", explicaron cerca de De la Sota.

Entre los anotados para esa cumbre del PJ opositor de la provincia de Buenos Aires parecen, además de De Narváez, otros dirigentes díscolos como el intendete de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, el diputado del PRO peronismo, Eduardo Amadeo, los diputados sindicales Facundo Moyano y Omar Plaini, y el aliado de los hermanos Rodríguez Saá en la Cámara baja, Alberto Asseff, quien propuso ampliar la convocatoria a todos aquellos dirigentes opositores que tengan un programa en común y estén dispuestos a enfrentar al Gobierno. "No sólo peronistas, también tenemos que sumar a independientes y a figuras como el intendente radical de San Isidro, Gustavo Posse", explicó el diputado del PNC Unir.

La cumbre, que se realizaría entre el 7 y el 14 de abril, tendrá como objetivo "fijar metas comunes" entre los dirigentes que concurran, en un intento de reunir a todos los peronistas descontentos con el Gobierno. Si bien no será un acto con liturgia peronista, la reunión genera expectativas respecto a quiénes finalmente dirán presente, dado que el encuentro será la vidriera de los justicialistas dispuestos a consensuar un armado para enfrentar al kirchnerismo en las legislativas.

Días atrás Moyano padre e hijo organizaron una cena con De la Sota y Lavagna en la que comenzaron a darle forma a la reunión para consolidar el armado del peronismo anti-K. La presencia del exministro es clave para consolidar el voto en Capital de un frente electoral con el PRO que lo lleve a él como candidato a senador y a dirigentes moyanistas (entre ellos, Gerónimo Venegas) en la lista a diputados.

Dejá tu comentario