Cumbre en Roma por el sucesor de Trichet

Edición Impresa

París - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, está dispuesto a discutir la candidatura del gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, a la cabeza del Banco Central Europeo (BCE) en un encuentro con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, reveló ayer una fuente. Ambos líderes se reunirán en Roma hoy en momentos en que las relaciones están tirantes por las ofertas de adquisiciones de empresas francesas sobre firmas italianas.

Aunque el tema de la inmigración encabezará la agenda, ambos también podrían discutir la postulación de Draghi a la presidencia del BCE cuando Jean-Claude Trichet deje el cargo este año, dijo una fuente del Elíseo, el palacio presidencial francés. «Vamos a esperar a Silvio Berlusconi para hablar sobre eso con el presidente. Si Silvio Berlusconi lo plantea, el presidente dará su respuesta», agregó la fuente. Altos funcionarios galos señalaron que Francia no tiene objeción a la candidatura de Draghi, pero la decisión final debe ser discutida por los líderes europeos.

Desde que el jefe del Bundesbank, Axel Weber, retiró su nombre para el cargo en febrero, Draghi surgió como el principal candidato e incluso algunos funcionarios de la zona euro califican su nombramiento como «un hecho». Una alta fuente francesa comentó que la posición de Draghi era cada vez más fuerte y que cualquier candidato que entrara a la carrera ahora requeriría un respaldo político demasiado fuerte.

Palabra final

La canciller alemana, Angela Merkel, tendrá la palabra final al respecto, pero en Alemania dicen que Berlín no se puso a buscar un candidato propio en reemplazo de Weber y aplauden la labor de Draghi como titular de la Junta de Estabilidad Financiera, el órgano que coordina la regulación financiera global.

Algunas fuentes francesas sugieren que París preferiría un postulante de una de las tres principales economías de la zona euro -Alemania, Italia o España- que ya tienen un sillón en el consejo ejecutivo del BCE. Eso permitiría que Francia nombrara un reemplazante para Trichet cuando éste dimita. Aparte de Draghi, en todo caso, hay otros candidatos de Estados más pequeños de la unión, como el presidente del banco central finlandés, Erkki Liikanen, Yves Mersch de Luxemburgo y el jefe del banco central holandés, Nout Wellink.

Agencia Reuters y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario