Curioso: PRO acelera Comité contra Tortura planchado por el FpV

Edición Impresa

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y la senadora nacional Marta Varela viajan a fines de mes a la sede de la ONU en Ginebra, Suiza.

El Gobierno se presentará en Suiza a fines de abril para comprometer ante la ONU la activación del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura. El protocolo fue ratificado por la Argentina en 2004 y el kirchnerismo sancionó la ley correspondiente recién a fines de 2012, aunque luego planchó su instrumentación.

La comitiva argentina estará liderada por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y la senadora nacional del PRO Marta Varela (Ciudad de Buenos Aires), quien preside la comisión bicameral de Defensoría del Pueblo.

En la web de la Secretaría que comanda Avruj se destaca que "Argentina fue uno de los países que participó activamente en el largo proceso por el que se adoptó el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de Naciones Unidas, el 18 de diciembre de 2002".

La Argentina "fue así el sexto país en ratificarlo, el 15 de noviembre de 2004", señala la información oficial, donde se agrega que la iniciativa "requería de la adhesión o ratificación de 20 Estados", por lo que el protocolo facultativo entró en vigor el 22 de junio de 2006.

Sin embargo, cada país debe generar su propio mecanismo. A fines de 2012, el Congreso -con cómoda mayoría kirchnerista en ambas cámaras- sancionó la creación del "Sistema Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes", ley reglamentada el 7 de enero de 2013.

Esa norma plantea que el comité nacional debe estar formado por 13 miembros. En el Senado, la iniciativa fue defendida por el cristinista Daniel Filmus, espada del kirchnerismo en el Memorando de entendimiento entre la Argentina e Irán. La oposición criticó sumar más integrantes legislativos a ese comité. Una vez reglamentada la ley, el FpV planchó el sistema.

Ahora, el PRO deberá escuchar el 25 de abril una serie de cuestionamientos de la ONU en cuanto a avances y demoras para la activación del comité local. Al día siguiente, los países que cuentan con este sistema deberán responder esas consultas.

El objetivo de Varela es formar el comité nacional en un plazo de entre cuatro y cinco meses. La primera acción de la senadora fue aceitar el mecanismo de selección de integrantes. y ya abrió el proceso de inscripción para que ONG presenten candidatos y cubrir los tres cupos que les corresponden.

Varela tiene otra actividad por delante: debe acordar el debate sobre el nuevo defensor del pueblo -representa a los ciudadanos frente al Estado y a privados que prestan servicios públicos-, una insólita vacante que dejó el kirchnerismo desde 2009, cuando renunció Eduardo Mondino. En su lugar asumió el adjunto Anselmo Sella, cuyo mandato venció a fines de 2013.

Quien cuenta con un empujón extra entre los postulantes para este cargo es el peronista cordobés Humberto Roggero, postulado por el jefe del -mayoritario- PJ en el Senado, Miguel Pichetto. En la nómina de candidatos también se encuentran Graciela Ocaña, Héctor Polino y Susana Decibe.

Dejá tu comentario