Deudas: sellan acuerdo con Jujuy y R. Negro

Edición Impresa

Cristina de Kirchner rubricó anoche con los gobernadores de Río Negro y de Jujuy, Miguel Saiz y Walter Barrionuevo, los convenios que determinan la asistencia financiera nacional que recibirán esos distritos para reprogramar los gruesos vencimientos de deuda de este año.
De esta manera, el radical K Saiz (por $ 280 millones) y el justicialista Barrionuevo (por
$ 265 millones) calcaron el paso dado por el mandatario bonaerense Daniel Scioli el pasado miércoles, cuando se llevó del despacho presidencial un auxilio a la provincia -en el marco del Plan de Asistencia Financiera (PAF)- por $ 2.932 millones.
«El PAF es un mecanismo que se firma con cada provincia todos los años y que permite a los estados provinciales resolver situaciones de deuda y transferencias», aseguró en esa oportunidad el jefe de Gabinete nacional, Sergio Massa. «Esto les da previsibilidad a las administraciones», remarcó.
Importancia
Se trata, precisamente, de una ingeniería de carácter bilateral que se activa todos los comienzos de año. Sin embargo, en este naciente 2009 cobra especial importancia, si se tiene en cuenta las crecientes urgencias de caja que atraviesan las provincias, como coletazo -primero- del extendido conflicto del agro con el Gobierno nacional por las retenciones móviles y, luego, de la crisis financiera internacional.
Ese delicado escenario derivó en una hasta hace pocos meses impensada desaceleración de los envíos de coparticipación federal al interior, al ritmo del empobrecimiento de la recaudación nacional por la recesión.
A ello se suman además una merma -aunque con matices, según el distrito- en los niveles de recaudación de tributos provinciales y en la percepción de regalías hidrocarburíferas.
Año electoral
Por ello, los mandatarios esperan con especial ansiedad sellar el convenio de rigor con la Casa Rosada, ya que -especialmente los caciques más críticos- saben que el año electoral se puede llegar a colar con facilidad en las negociaciones.
Prueba de ello puede dar, por caso, el correntino Arturo Colombi, un ex radical K
-hoy cobista-, que recién sobre fines de 2008 arañó el entendimiento del año pasado con la Presidente.
Sin embargo, no logró luego el aval de rigor en la Legislatura, a instancias de la oposición en tiempos de elecciones, por lo que el pacto finalmente cayó.

Dejá tu comentario