Dicen en el campo...

Edición Impresa

... que, excepto el clima que viene rebatiendo los más firmes pronósticos de los especialistas que preveían lluvias torrenciales para este otoño, el resto del panorama sigue siendo altamente inestable. Así la semana se inició con el conflicto de los sindicatos de la alimentación y terminó con el paro y protesta ganadera por dos días. En medio, hubo tiempo para festejar desde los primeros 50 años de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA), festejo hecho en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires donde, además, hubo elecciones, una serie de reuniones y asambleas de protesta y hasta un multitudinario congreso mundial de búfalos, de tres días, que se llevó a cabo en el ahora emblemático Hotel Panamericano (cuyo dueño, Juan Carlos Relats, también es criador de los acuáticos bubalinos, además de sus otros variados intereses patagónicos) incluyendo, también, la presentación de una propuesta en el Congreso, con proyecto de ley incluido, del Foro de Anticipación Estratégica (FAE) para «relanzar a la Argentina como potencia mundial de alimentos», y que nucleó a varios legisladores de distintas bancadas. En todos lados se habló desde los problemas por la presentación del Impuesto a las Ganancias que estaría teniendo un legislador bonaerense que, parece que se olvidó de declarar «algunos bienes», hasta los nombres de las empresas sospechadas de pagar un «diezmo» por vender sus productos en Venezuela, muchas de las cuales están directamente relacionadas con el sector agroindustrial (maquinaria, alimentos y genética). Las más sospechosas en el caso del campo fueron, naturalmente, las que primero salieron (sin que nadie se los preguntara) a decir que ellas «no habían pagado nada».

... que, obviamente el tema de la carne dominó las jornadas del congreso de búfalos con asistencia mayoritaria de extranjeros (indios, chinos, tailandeses, brasileños, paraguayos, etc.) entre los casi 600 asistentes. Lamentablemente, y a pesar de la importancia de los asistentes, pocas autoridades se hicieron presentes. En el caso de Agricultura, probablemente porque estaban muy ocupados tratando de neutralizar las crecientes protestas del campo, lo que obligó al titular de la cartera, Julián Domínguez, a hacer mucho millaje de cabotaje, distribuyendo algunas «ayudas» que mejoraran el humor. Mientras, en el congreso de búfalos los comentarios iban y venían. Allí se supo, por ejemplo, que mientras se libra una feroz interna con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que no deja incluir los bifes anchos de vacuno entre los cortes de exportación (lo que ayudaría a reducir la brecha de incumplimiento, por ejemplo, de la Cuota Hilton achicando, simultáneamente, el impacto negativo en los frigoríficos exportadores y sus trabajadores), el Gobierno acaba de aprobar un tonelaje de Hilton para la carne de búfalo. Son 200 toneladas, aunque desde la asociación de criadores de esta especie no dejan de destacar que, en realidad, ya cuentan con casi 2.300 toneladas de carne libres para vender al exterior. La oferta proviene de la faena anual que surge de las 100.000 cabezas con que ya cuenta el rodeo argentino aunque, como en casi todo, los brasileños «humillan» con más de 2 millones de cabezas de bubalinos.

... que, entre tanta gente del Norte también se escucharon bastantes comentarios sobre la situación de la forestación en el país donde, según decían, Agricultura todavía debe planes desde 2003. «Nos estamos comiendo el capital forestal, y ni vamos a poder aprovechar el salto de precios internacional que se está dando, ante la reactivación de la demanda estadounidense para sus tradicionales casas de madera», reconocía un ganadero misionero, acostumbrado a forestar en «cortina» para no perder hectáreas para la hacienda. Otros comentarios más «picantes», risueños y «sureños» son sobre la «limpieza» de más de media docena de directivos que encarará en breve una multinacional granaria. Al parecer, los hombres en cuestión, se entretenían de su «arduo» trabajo navegando en la web, aunque las páginas elegidas eran «non santas», y después las usaban para identificar sus mails internos. Descubierto el asunto, parece que ahora todos van afuera, incluido el presidente local de la empresa, paso que se oficializaría a su retorno de un viaje a los Estados Unidos en el que acompañará a Cristina de Kirchner. La misma compañía está pasando, además, por un conflicto no menor en el mercado sojero «up river» que ya lleva varios meses y que cobró, por momentos, ribetes de escándalo entre corredores y acopiadores. Y no son pocas las miradas que se dirigen hacia el gerente local de la multinacional, al que le atribuyen la agudización del conflicto.

... que, un capítulo aparte mereció el primer debate agropecuario organizado por FAE, que incluyó la presentación del Plan Agro Fe, que fue presentado por el titular de la entidad, el empresario Ricardo Capece. Sintéticamente, la propuesta consiste en la sustitución gradual de las retenciones a la producción agropecuaria, por un impuesto a la compra de divisas extranjeras, además de la creación de un fondo de infraestructura independiente del Presupuesto Nacional, y la creación de un IVA diferencial para alimentos, entre otras varias medidas tendientes a la construcción de una Política Nacional Agropecuaria. De la presentación participaron Jorge Chemes (UCR), el titular de la Comisión de Agricultura de la Cámara baja, Ricardo Buryaile (UCR), Christian Gribaudo (PRO), Raúl Rivara (P. Federal), Susana García (CC), Sergio Pansa (P. Federal) y Lisandro Viale (PS). Sin embargo, la principal discusión se dio después, durante el abundante y sibarítico cóctel en el Subsuelo del Congreso (donde está el Auditorio), y allí se coincidió en que uno de los principales aportes de este tipo de jornadas es, justamente, abrir la discusión de temas y propuestas a los sectores interesados, y no sólo a los legisladores.

Dejá tu comentario