Dólar: compra “hormiga” de billetes se mantiene en u$s1.000 millones por mes

Edición Impresa

• SEGÚN DATOS DEL BALANCE CAMBIARIO DEL BANCO CENTRAL
Durante agosto, fueron más de 650.000 personas las que adquirieron divisas. Pese a la estabilidad, los inversores se cubren.

Los primeros meses de Mauricio Macri en el Gobierno generaron un efecto confianza muy notorio en los mercados financieros. Pero en la Argentina los ahorristas todavía mantienen cierta incredulidad. Al menos eso es lo que surge de los últimos datos del balance cambiario ahora mensual que divulgó el Banco Central. Concretamente, allí surge que las compras de dólares billete en los bancos se ubicó en julio en elevados niveles de u$s 1.415 millones, aunque la cifra se compensa parcialmente con ventas, por lo que el resultado neto arrojó un saldo negativo de u$s 964 millones. Además se compraron divisas (pero no en la forma de billete físico) por otros u$s 278 millones.

No todo lo que se vende en dólares billete es necesariamente "fuga". Es posible que un porcentaje vuelva a los bancos en la forma de plazo fijo en moneda extranjera o también a través de la compra de Letes en dólares, considerando el éxito de la Tesorería de la Nación cuando sale a buscar financiamiento en moneda dura. Para muchos inversores que prefieren estar dolarizados, la posibilidad de colocarse a tasas del 3,5% anual en dólares resulta una alternativa interesante.

Quiénes demandan

La entidad que preside Federico Sturzenegger detalló cómo se divide la demanda de billetes verdes:

•El 55% del monto total correspondió a demanda de público y empresas por menos de 10.000 dólares, que es donde más se siente esta verdadera compra "hormiga".

•Otro 26% fueron compras entre u$s10.000 y u$s100.000, mientras que un 9% compró entre u$s100.000 y u$s500.000. El 10% restante fueron compras superiores a ese monto.

•Las compras brutas de dólares fueron efectuadas por un total de 653.000 personas (incluyendo tanto público como empresas).

Se trata de un dato relevante, ya que el efecto "puerta giratoria" continúa al menos parcialmente. Esto significa que una parte de los dólares que entran al sistema por colocaciones de deuda o inversiones financieras se termina fugando por la compra de inversores. El hecho de que no existan restricciones para la compra de divisas facilita este proceso. Aún a pesar de esta demanda de dólares, el BCRA pudo incrementar las reservas en julio en u$s2.000 millones.

Es curioso que este proceso conviva además con el éxito de las Lebac. Claro que estos títulos en pesos que coloca el Central tienen como público principal a bancos e inversores institucionales. Sólo participa un promedio de 6.000 inversores minoristas por semana.

Fuga

Otro canal por el que continúa la fuga de capitales es el turismo. La devaluación no amedrentó en lo más mínimo a los argentinos a la hora de viajar. La demanda neta con ese fin se mantuvo en u$s700 millones, una cifra que anualizada arroja un saldo negativo de más de u$s8.500 millones.

El tipo de cambio no reflejó prácticamente esta presión sobre la divisa precisamente por el fuerte ingreso de dólares financieros y provenientes del campo. Pero en la medida que se mantenga la tendencia de fuerte ahorro neto en dólares y no entren tantas divisas en los próximos meses, el tipo de cambio podría pegar un salto mayor en este último cuatrimestre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario