Dos discursos para ganadores del Oscar

Edición Impresa

Los Angeles - A los organizadores de la ceremonia de entrega del Oscar se les ocurrió una ingeniosa idea para evitar los aburridos discursos de aceptación, llenos de agradecimientos a vivos y muertos. La solución es simple: hacer que los ganadores pronuncien dos discursos: uno in situ, y otro entre bambalinas frente a una cámara.

Los postulantes a los principales honores de la industria del cine mundial, entre ellos George Clooney, Sandra Bullock, Meryl Streep y Jeff Bridges (Penélope Cruz fue prácticamente desde el aeropuerto, ya que el domingo asistió a la fiesta de los Goya), se reunieron el lunes para la comida anual de los nominados al Oscar en Beverly Hills.

Como ya es tradición, los productores del show ofrecieron consejos sobre cómo debían ser los discursos de agradecimiento y dedicatorias de 45 segundos.

Usualmente, el consejo es que los discursos sean cortos y eviten una larga lista de agradecimientos a directores, parejas y familiares. El coproductor de los Oscar Bill Mechanic llamó a esos agradecimientos, recitados a menudo entre lágrimas y en ocasiones, entre sollozos, «lo más odioso del show».

En lugar de eso, él y el coproductor Adam Shankman harán que los ganadores pronuncien dos discursos: uno en el escenario diciendo a las audiencias lo que significó para ellos obtener la estatuilla, y un segundo tras bambalinas ante una cámara, donde los ganadores podrán agradecer a quienes lo deseen.

«Compartan con la audiencia su pasión sobre lo que el Oscar significa para ustedes», dijo Shankman a los nominados durante la comida.

El coproductor dijo que los videos grabados tras bambalinas serán publicados en internet y que los ganadores podrían usarlos como quisieran, desde enviarlos por correo electrónico a sus amigos hasta incluso publicarlos en sus páginas de Facebook, Twiter o cualquier otro.

Por supuesto, no hay garantías de que los nominados seguirán las instrucciones. Así que para ilustrar la idea, los productores mostraron una grabación en video de ganadores pasados como Renee Zellweger hablando como poseídos sobre lo que significó para ellos obtener el galardón.

Los organizadores tenían más de una sorpresa esperando. Cuando los Oscar son entregados en el escenario no tienen grabados los nombres porque nadie sabe quienes serán los ganadores. Tras varias semanas, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas hace que se coloquen placas de identificación a las estatuillas de los ganadores.

Este año, los organizadores del Oscar tendrán las placas de identificación grabadas en el evento de gala Governors Ball tras la ceremonia, para que los ganadores puedan tener sus nombres colocados después del show.

Hacer ésto podría hacer que las estrellas deban permanecer más tiempo en la cena antes de dirigirse a una de las muchas fiestas que se realizan en Hollywood después de la ceremonia. Aún si eso falla, Shankman, director del musical «Hairspray», tuvo una idea más ingeniosa: dijo que él y Sandra Bullock ofrecerán lecciones de salsa en la sala de baile del recinto donde se ofrece la cena.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario