EE.UU. más lejos de subir tasas (dijo Bernanke)

Edición Impresa

Washington - La Reserva Federal podría mantener sus tasas de interés en niveles sumamente bajos por más tiempo del que estiman los inversores, si el panorama de la economía empeora o la inflación cede, según las minutas del último encuentro.

Las minutas de la reunión del 16 de marzo divulgadas ayer mostraron que persistía la preocupación sobre las perspectivas de la economía estadounidense y que las autoridades del banco central no tenían apuro por subir las tasas.

«La duración del compromiso de un período prolongado previo a un endurecimiento de la política podría mantenerse por bastante tiempo y podría incluso ampliarse si el panorama económico empeora considerablemente o si la tendencia de la inflación pareciera declinar aún más», dijeron las minutas. «Estas directrices a futuro no limitarían la capacidad del Comité de iniciar un endurecimiento monetario con prontitud», agregaron.

Pero el presidente de la Fed de Kansas City, Thomas Hoenig, nuevamente discrepó de la frase «período prolongado», al preferir un compromiso más flexible de mantener las tasas bajas «por algún tiempo», de acuerdo con las minutas, que no generaron una gran reacción del mercado.

Preocupación

Los miembros de la entidad expresaron su preocupación por el resurgimiento de los problemas en el mercado de la vivienda y el desempleo persistentemente elevado, afirmando que la amenaza de un círculo vicioso no había cedido completamente.

«Los participantes acordaron que el gasto familiar en el futuro probablemente se mantenga restringido por las débiles condiciones del mercado laboral, una menor riqueza derivada de la vivienda, las duras condiciones del crédito, y el modesto crecimiento de los ingresos», señalan las minutas.

La difusión de las minutas se produce luego de un informe laboral del Gobierno norteamericano que mostró que los empleadores sumaron 162.000 puestos de trabajo en marzo. En todo caso, la cifra estuvo marcada por varias distorsiones estacionales y el desempleo permaneció en un 9,7%.

En el discurso de ayer, el presidente de la Fed de Minneapolis, Narayana Kocherlakota, dijo que le sorprendería si la tasa de desocupación en Estados Unidos cayera por debajo del 8% a fines de 2011.

Los inicios de construcción de casas probablemente se mantengan bajos, posiblemente por varios años, agregó, aunque la economía estadounidense podría recuperarse incluso sin un gran cambio en el mercado de la vivienda.

En respuesta a la peor crisis financiera en generaciones, la Fed no sólo recortó las tasas de interés hasta casi cero, sino que también adoptó una serie de medidas de emergencia con el fin de revivir el crédito.

En términos generales, el último análisis de la Fed sobre las condiciones económicas fue gris. El banco central calificó las presiones inflacionarias como controladas y probablemente mantenga esa perspectiva, mientras que notó que las expectativas de alzas de precios están «razonablemente» bien ancladas.

En ese escenario, algunos miembros de la Fed manifestaron que pensaban que el riesgo de endurecer la política monetaria muy pronto era mayor que el riesgo de esperar demasiado tiempo para hacerlo.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario