EE.UU. peor: destruyó 467.000 puestos en junio

Edición Impresa

Washington - La economía de Estados Unidos destruyó 467.000 puestos de trabajo en junio y el índice de desempleo subió al 9,5%, el más alto en el último cuarto de siglo, informó ayer el Departamento de Trabajo. La última vez que el país había tenido un porcentaje tan grande de desocupación fue en agosto de 1983. «Es una noticia grave», dijo el presidente Barack Obama, quien anticipó que «nuestra economía todavía debe atravesar tiempos duros». El dato debilitó las esperanzas de una recuperación cercana y pegó fuerte en Wall Street, donde el Dow Jones cayó el 2,63%.

El informe «muestra la gravedad del problema económico que este Gobierno ha heredado, e ilustra las necesidades urgentes de las familias trabajadoras», señaló la secretaria de Trabajo, Hilda Solís. La funcionaria recordó que al comenzar la administración de Obama, en enero pasado, «la economía perdía empleos a un ritmo de 700.000 por mes». El ritmo de eliminación de puestos de trabajo había disminuido cada mes desde enero, cuando alcanzó una cima de 741.000. Después de una merma de 322.000 empleos en mayo, la mayoría de los analistas esperaba que la cifra de junio llegara a los 350.000 puestos. Tanto oficial como privadamente, las proyecciones son que el desempleo seguirá en aumento el resto del año. Desde que comenzó la recesión, la mayor economía del mundo perdió más de 6,5 millones de puestos de trabajo, la cifra más grande desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Si bien Obama consideró que la persistente pérdida de empleos es «motivo para reflexionar», también insistió en que la destrucción de trabajos es ahora menos intensa que en el primer trimestre. El mandatario afirmó que «esta crisis se ha gestado durante años y serán necesarios más que unos meses para superarla». Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, reconoció que el país se «encamina a un índice de desempleo del 10% en los próximos dos o tres meses» y aseguró que Obama se encuentra «profundamente decepcionado» por esta situación.

Subsidios

Otro informe del Departamento de Trabajo mostró que la semana pasada disminuyó en 16.000 la cifra de solicitudes de subsidio por desempleo, que quedó en 614.000, muy cerca de lo esperado por los economistas. En la semana que concluyó el 20 de junio hubo una disminución de 53.000 personas en el número de beneficiarios del subsidio y sumaban 6,7 millones. En el promedio de cuatro semanas, un indicador menos volátil, la cifra de personas amparadas por el seguro de desempleo bajó a 6,75 millones. La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo muestra el ritmo de pérdidas de empleos, y la de personas que permanecen en el programa indica las dificultades que encuentran para hallar un empleo nuevo.

Diversos indicadores sugieren que la recesión iniciada en diciembre de 2007 ya tocó fondo, sin embargo, por ahora no se espera que la recuperación impacte favorablemente sobre el empleo. Ello se explica, en parte, porque el gigantesco gasto del Gobierno para rescatar el sistema financiero, la industria automotriz y el sector inmobiliario, permitió evitar un colapso mayor, pero no contribuyó a la creación de empleos.

Según el informe oficial, la industria manufacturera vio desaparecer 136.000 empleos en junio, 26.500 de ellos en el sector automotor y autopartes. En la construcción, hubo 79.000 puestos de trabajo menos, a pesar de tratarse de la época del año en la que suele acelerarse la actividad del ramo. En los servicios, la merma fue de 244.000 puestos.

Agencias AFP y EFE

Dejá tu comentario